Refuerzan Monitoreo en Corrientes Tras Hallazgo de Mono con Fiebre Amarilla en Brasil

Los ministerios de Salud Pública en Misiones y Corrientes han intensificado su supervisión epidemiológica a lo largo de la costa del río Uruguay, en respuesta al reporte proveniente del estado brasileño de Río Grande do Sul sobre la muerte de un mono aullador a causa de fiebre amarilla, a menos de 50 kilómetros de la frontera internacional.

El descubrimiento del animal tuvo lugar el pasado junio en la zona rural de Santo Antonio de las Misiones. Los resultados de los análisis de laboratorio se finalizaron recientemente y fueron anunciados la semana pasada por el Centro Estatal de Vigilancia de Salud de Río Grande do Sul.

El estado brasileño tuvo un alerta a principios de este año tras el hallazgo de un primate fallecido en Parada Cristal, cercano a Caxias do Sul, una localidad a 550 kilómetros de la frontera con Argentina.

Hasta junio de este año, Río Grande do Sul ha informado 73 muertes de monos en 26 municipios. De ese total, se han recolectado muestras de 66 de esos animales y solo en dos se ha detectado el virus de la fiebre amarilla.

Este estado brasileño no había registrado casos en monos en los últimos cinco años, mientras que el último caso de infección en humanos se registró en 2009. La situación motivó a las autoridades sanitarias a aumentar la vigilancia y a solicitar a los residentes rurales que informen sobre la presencia de monos muertos o enfermos.

El virus de la fiebre amarilla se transmite mediante los mosquitos Aedes aegypti y Haemogogus. No existe riesgo de contraer la enfermedad por contacto humano u objetos, ni los monos pueden transmitirla directamente. Debido a las alertas emitidas por las autoridades sanitarias, tanto Misiones como Corrientes han implementado medidas de vigilancia para prevenir una posible llegada del virus.

Angelina Bobadilla, Directora de Epidemiología de Corrientes, afirmó: «Estamos llevando a cabo una vigilancia activa y estamos llevando a cabo la vacunación en la zona de Garruchos, puerta por puerta». Añadió que también están realizando «una campaña de divulgación para que las personas estén informadas y acudan a los centros de salud» en caso de fiebre.

No es la primera vez que el virus se encuentra cerca de la frontera con Argentina. En abril de 2021, el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud del Estado de Santa Catarina advirtió sobre una epizootia en la zona rural del municipio de Palma Sola, a unos 30 kilómetros del Parque Provincial Piñalito, cerca de San Pedro, Misiones.

En esa ocasión, Palma Sola envió muestras de dos monos encontrados muertos a finales de febrero en São João. Los estudios realizados concluyeron que el virus de la fiebre amarilla fue la causa de las muertes.

Misiones no ha tenido casos de fiebre amarilla desde 2008. En ese entonces, dos personas murieron a causa de la enfermedad en San Pedro, donde también fallecieron cientos de monos. El virus incluso llegó a la zona sur de la provincia sin afectar a la población.

Fabián Zelaya, Director de Saneamiento Ambiental del Ministerio de Salud Pública de Misiones, explicó: «Hemos activado una alerta en el sur de la provincia. Los agentes de salud están trabajando principalmente en las áreas rurales de Apóstoles y Azara, puerta por puerta, para vacunar a aquellos que aún no están inmunizados y para detectar casos sospechosos de fiebre».

El funcionario detalló que «es un esfuerzo conjunto con otros organismos que están atentos a la aparición de monos muertos o enfermos que puedan indicar la presencia del virus».