En algunas zonas de la provincia se registraron lluvias y vientos fuertes

El calor abrasador que agobió durante el sábado a la provincia, se revirtió en gran parte con un viento de aire fresco que en el interior se inició en las primeras horas del día y cerca del mediodía en la Capital correntina, donde se produjo el alivio para los atormentados habitantes que ya llegan al hastío por las muy prolongadas altas temperaturas de este verano, mientras en algunos lugares se registraron tormentas con sus consecuentes efectos, puntualmente en Santo Tomé y áreas rurales del Noreste provincial.

La tormenta que se abatió sobre la ciudad fronteriza a partir de las 8.30 de ayer, dejó cuantiosos daños, entre árboles caídos, chapas voladas, postes de luz caídos o en corto, y caminos obstruidos, aunque sólo se registró 35 milímetros de lluvia, señala un parte de prensa de la Dirección Municipal de Prensa que publicó el portal informativo Digital Santo Tomé.

Señala que de manera repentina, el cielo se oscureció y fuertes ráfagas de viento comenzaron a soplar sobre la ciudad. Algunos desprevenidos debieron improvisar un trote para ponerse a resguardo. A los pocos minutos se desató la tormenta, con viento, truenos y relámpagos e inmediatamente se interrumpió el servicio eléctrico. Pasados los primeros 40 minutos, cuando sólo quedaba la lluvia se comenzó el relevamiento de daños y la asistencia de los equipos municipales y de la Dpec: árboles que cayeron sobre la calle interrumpiendo totalmente el tránsito o sobre techos, en patios de las viviendas, e incluso sobre automóviles estacionados en la vía pública. En tanto, el suministro de energía eléctrica regresaba de manera paulatina.

El trabajo del personal municipal se puso en marcha y con motosierras despejaron calles afectadas por los árboles derrumbados y sobre los techos de casas, en primer lugar.

El director municipal de Defensa Civil, Pablo Verón confirmó que «entre las 8.30 y 9 se produjo este fenómeno climático que estaba anunciado para esta zona, con vientos muy fuertes, y abundante lluvia en pocos minutos, que azotó nuestra ciudad provocando la caída de muchos árboles, como también postes de tendido eléctrico».

Señaló que el casco céntrico, y la zona de la calle Escalada, calle Centeno, hacia el lado del río Uruguay fue el sector más afectado. «No hay reportes de personas que hayan sufrido algún tipo de daño físico, no hay lesionados a causa de la tormenta. Sí, una vivienda que fue afectada por la caída de un árbol, y fue asistida por personal del Municipio.

En este sentido dijo que el Municipio tiene conformado un grupo de emergencia, donde rápidamente se envían los avisos y se brinda respuesta oportuna a cada pedido de los vecinos.

LA CRUZ Y PASO DE LOS LIBRES

Más al Sur de la costa del río Uruguay, los datos suministrados al diario EL LIBERTADOR sólo hicieron referencia al registro de lluvia sin producirse ningún otro contratiempo que tuviera que lamentarse, tal el caso de la localidad de La Cruz, donde en total cayó 58 milímetros.

Igual situación sucedió en Paso de los Libres, con un considerable milimetraje de agua caída. Aquí poco después de las 5, tras un cielo estrellado empezó a observarse tormenta eléctrica, aún sin precipitaciones. Después de un viento sin intensidad se dio inicio a la lluvia durante la mañana, con bastante caída de agua, con períodos de chaparrones copiosos, pero tampoco de cantidad significativa que causara inconvenientes. Por la tarde hubo sol si bien luego aparecieron algunas nubes.

diario El Libertador