Vuelta a clases: aprobaron el protocolo federal y la Provincia definirá su propio plan

Las 24 jurisdicciones validaron el documento que establece lineamientos obligatorios para organizar el retorno a la presencialidad. Se ratifica que será gradual, por grupos y manteniendo las medidas de bioseguridad.

El Consejo Federal de Educación (CFE) aprobó ayer el protocolo nacional para la vuelta a las clases presenciales, en el que se mantiene una serie de puntos básicos para garantizar un regreso con todas las medidas de bioseguridad. Ahora la Provincia deberá armar un plan de retorno bajo estos lineamientos, que deberá ser presentado a Nación.

El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, presidió ayer la 97ª asamblea del (CFE), que se realizó de forma virtual, en la que se aprobó de manera unánime el documento “Protocolo Marco y lineamientos federales para el retorno a clases presenciales en la educación obligatoria y terciaria”. Del encuentro participaron todos los ministros y ministras de Educación del país, incluida la de Corrientes, Susana Benítez.

La resolución sancionada cuenta con una serie de lineamientos básicos y obligatorios que fueron consensuados durante meses de trabajo entre los actores involucrados de las 24 jurisdicciones. Con este documento oficializado, cada provincia deberá definir cómo retomará las actividades presenciales; adaptando las pautas establecidas a cada realidad. Esta labor implicará un acuerdo entre directivos, docentes, profesionales de la salud y gremios. “Dimos un gran paso para saber cómo volveremos (a las clases presenciales), tenemos un piso y ahora vamos a trabajar sobre él, en un plan de vuelta que deberemos elevar al Gobierno nacional”, ratificó a El Litoral el subsecretario de Gestión Educativa, Julio Navias, quien fue parte de la reunión del CFE. El funcionario indicó que en los próximos días volverán a congregarse en la cartera educativa para continuar con este trabajo.

Existe un horizonte establecido para el regreso, que es el mes de agosto, aunque se trata de una fecha tentativa que se maneja desde Nación, y que dependerá de cómo evolucione el contexto epidemiológico. Además, la vuelta en esa fecha solo se podrá aplicar en zonas donde no haya circulación viral, como Corrientes.

“Este protocolo aprobado no implica fechas, contiene lineamientos y acuerdos generales en forma federal para que cada jurisdicción decida cuándo y cómo volver a clases presenciales”, dijo la ministra Benítez, y agregó que “hay que avanzar muy lentamente, con seguridad, trabajo serio y responsable, resguardando la situación”.

Protocolo

La titular de la cartera educativa provincial remarcó que el documento cuenta con las pautas que se venían barajando en las últimas semanas, como el distanciamiento mínimo entre estudiantes por aula. y las clases por turnos y de manera gradual. “Habrá grupos de trabajo en forma presencial algunos días, y ese mismo grupo quedará a distancia otros días”, indicó Benítez, y agregó que, así como “la mayoría de los países”, Corrientes “optará por el regreso de la terminalidad”, priorizando a los sextos grados de la Primaria y los sextos años de la Secundaria.

“Se empezará desde la extrema ruralidad, donde hay menos casos, pero todo deberá ser analizado, y se hará cuando los especialistas de salud lo recomienden”, aclaró.

Según informaron desde Nación, la reanudación de las clases presenciales en el país tendrá las siguientes características: se realizará a través de un escalonamiento progresivo, de acuerdo con criterios epidemiológicos de evolución de la pandemia y las características sociodemográficas de cada región, y la asistencia será alternada por grupos de alumnos/as de manera de garantizar el cumplimiento de las normas de distanciamiento social, articulando tiempos de presencialidad y de no presencialidad bajo un modelo “bimodal”. “Para ello, resulta imprescindible volver a mirar pedagógicamente la planta física de la escuela, imaginar la nueva jornada escolar (desde el inicio a la finalización), establecer un orden desde la llegada de los desplazamientos y la utilización de cada uno de sus lugares, considerando que la estructura edilicia también es educativa”, comunicaron.