Un gremialista agredió arrojándole una silla al ministro de Gobierno del Chaco

Un grave incidente se produjo en las últimas horas dentro de Casa de Gobierno del Chaco. Aunque afortunadamente no tuvo consecuencias físicas mayores, un episodio de extrema gravedad se produjo en el cuarto piso de Casa de Gobierno, cuando un referente social atacó al ministro Juan Manuel Chapo, arrojándole una silla de su propia sala de reuniones.

El lunes lluvioso no escapaba de la habitualidad resistenciana, con diversas protestas en los alrededores de la Plaza 25 de Mayo.

Una de estas concentraciones respondía al líder piquetero Tito López, siempre acompañado de Tiso Talavera, y gran cantidad de manifestantes.

Estos grupos vienen hace semanas reclamando la renuncia de varios funcionarios del Ejecutivo provincial, entre ellos el ministro de Gobierno, Chapo, pero además apuntan contra las titulares de Desarrollo Social y de Seguridad y Justicia.

Justamente, en declaraciones que realizaron, Tiso señaló: ‘Hoy le decimos a los ministros Chapo, Pía (Chiacchio Cavana de Desarrollo Social) y de Seguridad (Gloria Zalazar) que todos se vayan a la casa, porque si yo los veo en el barrio los corro a patadas‘.

Tras las palabras de Tiso, habló en ese momento un dirigente vinculado con la denominada Cooperativa de Vendedores Ambulantes, Gustavo Monzón, que en la misma línea expresó: ‘La única política de Estado que hay es la del hambre, y la sostienen a través del miedo a la pandemia o al garrotazo. La policía está esperando para dispararnos, para pisarnos la cara. Fue así siempre. Vayan a una carnicería a ver cómo nos están robando, te quieren acostumbrar a que vivas mal. No podés tomar una sopa, no hablo de asado. Se durmieron todos los trabajadores este tiempo, ahora son todos pobres. Que nos sigan criticando nomás, mientras están sentados en sus casas‘.

Sin embargo, a pesar de la exaltación de las expresiones, nada hacía suponer lo que ocurriría horas más tarde, ya en la noche, cuando el ministro de Gobierno los convocó para dialogar.

Según pudo reconstruir el diario NORTE de Resistencia, varios dirigentes ingresaron a Casa de Gobierno, pero solamente Monzón entró a la sala de reunión de la oficina de Chapo en el cuarto piso.

Según las fuentes prácticamente el ministro y el dirigente ni llegaron a intercambiar palabras cuando este último tomó una silla y se la arrojó violentamente. Chapo atinó a levantar sus brazos para protegerse, la silla rebotó con fuerza contra su cuerpo y cayó hacia un costado.

Se armó un gran revuelo, gente que entró y salió, hasta que Monzón fue detenido por la policía.

El ministro se disponía a efectuar la denuncia correspondiente, en tanto que se esperaba que mantenga una reunión con el gobernador.

diario Norte