Turismo: Gobierno amplió hasta $4.000 millones la línea de créditos a tasa cero para pymes

La cartera de Desarrollo Productivo, junto a Turismo y Deportes y al Banco Nación anunciaron el incremento de $1.000 millones de la herramienta crediticia. Se trata de préstamos que tienen un plazo de 24 meses, además de un año de gracia sobre el capital.

El Gobierno nacional anunció la ampliación del monto de financiamiento a tasa cero que otorga el Banco Nación a las pymes turísticas. La línea de crédito se extenderá a los $4.000 millones.

Los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Turismo y Deportes que conducen Matías Kulfas y Matías Lammens respectivamente, anunciaron que la herramienta crediticia tendrá un incremento de $1.000 millones.

Lanzada en octubre del año pasado, la línea de financiamiento estaba provista de $3.000 millones, de los cuales fueron ejecutados un 98%.

Se trata de préstamos que tienen un plazo de 24 meses, además de un año de gracia sobre el capital. Están destinados a financiar capital de trabajo para asistir a las micro, pequeñas y medianas empresas del sector de turismo, las cuales están entre las más afectadas por la pandemia.

Según informaron este lunes desde el Gobierno, la tasa será del 0%, subsidiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (FONDEP) desde la cuota 1 a la 12, y del 18% desde la cuota 13 a la 24, y con garantías del FOGAR en un 100%.

“Este anuncio es la continuidad de un trabajo conjunto que iniciamos hace un año cuando llegó la pandemia a la Argentina. Sabíamos que el turismo iba a estar entre las actividades más golpeadas a nivel mundial y por eso pusimos todas las herramientas a disposición para poder preservar a un sector tan emblemático como es el turismo”, señaló el Kulfas.

El ministro aprovechó para agradecer a las cámaras empresarias del sector por haberle puesto el cuerpo a esta crisis y ratificó que “no están solos, detrás hay un Estado, un gobierno que los acompañó y los va a seguir acompañando, que tiene herramientas que se van adaptando a las circunstancias, que tiene el objetivo de seguir preservando la producción, los servicios de una actividad tan importante para la reconstrucción argentina”.

Asimismo, Lammens señaló que “es una alegría anunciar la extensión del plazo para que más PyMEs del sector turístico accedan a esta línea de financiamiento, que lanzamos junto con el Ministerio de Desarrollo Productivo y el Banco Nación, con un monto total de $4.000 millones”.

“Fue una de las tantas medidas que llevamos adelante desde el Gobierno Nacional de manera articulada, para que el turismo siga de pie en el año más difícil”, dijo y agregó que “con una exitosa temporada de verano en todo el país, la reactivación del sector comenzó”.

Al mismo tiempo, resaltó la importancia de disintas inicaitivas como el Programa de Recuperación Productiva (REPRO) II, la cuarta etapa del Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos (APTur) y la mencionada línea de créditos para PyMEs, con las cuales, dijo, “vamos a seguir acompañando al turismo, que será estratégico para la reconstrucción económica que precisa la Argentina”.

Por su parte, el presidente del BNA, Eduardo Hecker, valoró la importancia de la ampliación del financiamiento al turismo. “Es un sector que se puede transformar rápidamente en un motor dinamizador de la actividad económica en el país”, sostuvo y destacó además que esta iniciativa se pudo desarrollar «gracias al trabajo en equipo, colaborativo entre el sector público y privado».

«Esta asistencia financiera, en condiciones muy ventajosas, es muy importante porque cerca del 10% del PBI del país está ligado directa o indirectamente con el turismo. Y, por ende, genera un aporte fundamental a la reactivación productiva de la Argentina», agregó Hecker.

Uno de los requisitos para acceder a la línea, es que las empresas turísticas cuenten con certificado MiPyME. En el caso de sociedades y autónomos, podrán pedir hasta 2.5 meses de facturación con un tope de $10 millones.

En el caso de los monotributistas, los contribuyentes de las categorías A, B y C, tendrán la posibilidad de acceder a un único desembolso de $50.000 por beneficiario/a. Los contribuyentes de las categorías que van de la D a la K podrán solicitar un único desembolso de $200.000.