Tierra del Fuego: cronometrarán el tiempo para hacer las compras

En pleno aislamiento social preventivo y obligatorio los habitantes de Tierra del Fuego tendrán tres horas para realizar compras. El tiempo será controlado por el Gobierno provincial a través de una aplicación que desarrollaron jóvenes fueguinos y que estará lista esta semana (solo resta la autorización de iPhone para que esté disponible en IOS y Android).

La ministra de gobierno fueguina, Adriana Chaperón, explicó que cada ciudadano tendrá que bajar la app a su celular, cargar allí sus datos personales y así obtendrán un código QR: «El código aparecerá en color verde, que significa habilitado para salir, y comenzará a correr el tiempo para realizar la compra. La policía escaneará el código en cada control para verificar que todo esté en orden. Si el horario se cumple, el código se pondrá rojo y la persona quedará inhabilitada para circular», detalló Chaperón.

«No van a tener más de 3 horas para hacer la compra y dos veces por semana para salir. Nosotros calculamos que son 2 horas máximo para realizar la compra y una hora más para ir y regresar con los controles policiales incluidos», explicó en una entrevista realizada por La 97 Radio Fueguina.

Por otro lado, Chaperón mencionó que las personas habilitadas a trabajar durante la cuarentena también estarán registradas en la aplicación y se les asignará una cantidad de horas dependiendo de la actividad: «Por ejemplo, los policías tendrán un permiso de circulación de 14 horas diarias. Y según cada tarea exceptuada de la cuarentena, se le asignarán horas de circulación permitida», precisó.

A su vez, se podrán tramitar por el teléfono algunos permisos para trámites concretos, como ir al banco, al médico o a la farmacia. Asimismo, la aplicación realizará preguntas sobre síntomas de coronavirus, y ayudará a contactarse con la línea de emergencia 107.

Según el último reporte provincial, Tierra del Fuego cuenta con 122 casos positivos de coronavirus, de los cuales 101 se registraron en Ushuaia. Además, 49 de ellos ya recibieron el alta médica. En la provincia no murió ningún paciente, aunque un fueguino falleció internado en Buenos Aires.