Se estima que un correntino usa 164 litros de agua por día, 64 más de lo recomendado

La Organización Mundial de la Salud estipula un consumo que ronda entre 50 y 100 litros diarios para un uso racional del valioso recurso. El lunes, el Gobierno nacional declaró formalmente el “estado de emergencia hídrica” para el río Paraná.

Una persona que vive en la capital correntina utiliza, en promedio, unos 164 litros de agua por día para realizar sus tareas cotidianas, valor que supera el máximo estipulado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que lo ubica entre 50 y 100 litros diarios.

Este valor indicado por el organismo oficial da cuenta de un uso razonable del recurso natural. De esta manera, el consumo en la ciudad se encuentra 64 litros por arriba de lo sugerido.

Aunque mínimo, el dato evidencia el derroche de un recurso fundamental, mientras que en las orillas de la capital correntina se puede evidenciar fácilmente el impacto de una bajante histórica del río Paraná, que ayer marcó 36 centímetros en el puerto de la ciudad.

Desde el 15 de junio la altura de las aguas del Paraná no supera el medio metro, por lo que organismos del Gobierno provincial solicitaron a la ciudadanía empezar a racionar el agua que se emplea.

Eugenia Fuentes, la responsable de relaciones con los medios de comunicación de Aguas de Corrientes, indicó a El Litoral que el ente posee promedios mensuales del consumo de agua de una familia tipo, que rondan los 20 metros cúbicos, es decir, 20 mil litros.

A partir de ese número, se calcula que una familia de cuatro personas emplea 655 litros de agua de forma diaria. Por ende, una sola emplearía 163.93 litros para consumo y la realización de tareas cotidianas.

En tanto, el interventor del Ente Regulador del Agua, Leopoldo Martínez, indicó que el consumo mensual mínimo de un hogar es de 10 metros cúbicos, es decir, 10 mil litros.

Cada domicilio conectado al servicio de agua corriente, por mes, debe pagar esa cantidad, por más de que se emplee un volumen menor.

Cabe destacar que este consumo por encima del recomendado, se da en un contexto de bajante histórica más importante de los últimos 77 años en la cuenca hídrica de los ríos Paraná, Paraguay e Iguazú.

En tal sentido, el Gobierno nacional declaró formalmente este lunes el “estado de emergencia hídrica” por 180 días en la región de la cuenca del río Paraná. El fenómeno afecta a Formosa, Chaco, Corrientes, Santa Fe, Entre Ríos, Misiones y Buenos Aires.

Cabe recordar que, anteriormente, el Gobierno había dispuesto la conformación de un comité de crisis permanente en el ámbito del Sistema Nacional para la Gestión Integral del Riesgo (Sinagir), encabezado por el propio jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, para monitorear la bajante del río Paraná, y además se resolvió la creación de un Fondo de Emergencia Hídrica de $1.000 millones, para la asistencia de las provincias y localidades afectadas.

El registro actual del río Paraná se acerca al peor promedio mensual en más de medio siglo y el Instituto Nacional del Agua (INA) difundido por el Instituto Correntino del Agua y del Ambiente (Icaa) advirtió que los posibles escenarios para el comportamiento de la actual durante los próximos meses son desalentadores.

La tendencia decreciente podría llegar a ocasionar problemas en el abastecimiento de agua, la energía, la navegación y el riego.

Así, el escenario I sería la continuación progresiva de la bajante actual, el escenario II más crítico, semejante a 1944 (bajante más severa registrada) y el escenario III, peor aún, con mayor prolongación de la bajante.

Recomendaciones

El viernes pasado, el jefe de Operaciones de Defensa Civil de la Provincia, Orlando Bertoni, indicó que es necesario que la ciudadanía tome conciencia de la situación, administre el agua y evite el derroche.

Generalmente estas advertencias se realizan en temporada de verano.

Bertoni indicó que si bien la toma de agua para la población “está asegurada”, la situación es preocupante porque no hay lluvias.

“Pedimos a la población que gaste lo justo y necesario de agua para sobrellevar este fenómeno de la bajante”, solicitó el miembro de defensa civil. El Gobierno también pidió a las personas “ahorrar agua en el consumo diario”, “almacenar agua de lluvia y utilizarla para regar” y no realizar quemas de pastizales, para evitar la propagación de incendios.

Otras recomendaciones para un uso razonable del agua son no tirar la cadena del baño de forma innecesaria, porque representa un gasto de 30 litros, no dejar la canilla abierta durante el lavado de dientes, el afeitado o la limpieza de platos, evitar el lavado de automóviles o de las veredas.

Que te pareció?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
A %d blogueros les gusta esto: