Por la pobreza, piden avances de la emergencia alimentaria

El presidente Mauricio Macri había admitido que la pobreza aumentará por la inflación. En Corrientes desde el Movimiento Barrios de Pie alertaron que las condiciones de vulnerabilidad socioeconómica se han profundizado y señalan la necesidad de que avance la Ley Emergencia Alimentaria.

En el segundo semestre de 2017, Corrientes fue el aglomerado urbano con los mayores indicadores de pobreza del país. En septiembre se conocerían los nuevos datos del Indec, que no serían alentadores, ya que el mandatario nacional reconoció que será mayor.

Semanas atrás el Movimiento Barrios de Pie y otras organizaciones sociales de la provincia se plegaron a una movilización nacional para reclamar el tratamiento de la Ley de Emergencia Alimentaria, una de las alternativas que se esbozan para paliar la profunda crisis social y económica en los barrios.

“El proyecto lamentablemente está parado. No tuvo continuidad y estamos viendo cómo ir resolviendo porque la pobreza ha aumentado, porque ya no sabemos cómo sostener a las familias”, expresó a El Litoral la dirigente de Barrios de Pie, María Eva Romero.

La iniciativa ingresó hace aproximadamente dos años en la Cámara de Diputados de la Nación. Allí permanece en comisiones y se desconoce si avanzará. Para destrabar esta situación, se realizan una serie de movilizaciones en el país, y en Corrientes.
“Lo que se pide con el proyecto es un mejoramiento en la alimentación de la población”, expresó la referente de la organización social. No obstante, señaló que la reglamentación estaría a cargo de los estamentos gubernamentales respecto del reforzamiento de partidas para los sectores vulnerables.

“Lamentablemente vemos muchos casos de malnutrición”, sostuvo Romero. Junto con el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), realizaron un índice de malnutrición en los comedores que dependen de la organización. La etapa de relevamiento culminó en el primer semestre y las próximas semanas se darían a conocer los resultados. En tanto, entre septiembre y octubre comenzará un nuevo relevamiento.

Romero, a su vez, expresó que es notable la profundización de la pobreza en los barrios, en el día a día. “Hay familias que están sufriendo porque no tienen para alimentarse”, manifestó.