Perdió la pierna el nene de 12 años que se le cayó un muro en predio ex Mafac

El pequeño había sufrido un accidente cuando estaba en un galpón. Aparentemente, allí se habría derrumbado una pared. Ladrillos cayeron sobre uno de los miembros inferiores del nene, ante lo cual fue hospitalizado. Ayer, su extremidad izquierda fue amputada.


Un me­nor de ape­nas 12 años su­frió la am­pu­ta­ción de su pier­na iz­quier­da, la cual ha­bía que­da­do mal­he­ri­da dí­as atrás, lue­go de que unos es­com­bros ca­ye­ran so­bre di­cho miem­bro, ac­ci­den­te que ocu­rrió en la lo­ca­li­dad de Go­ya. Los pa­dres pi­den co­la­bo­ra­ción pa­ra po­der afron­tar los cui­da­dos mé­di­cos.

El me­nor, lue­go de ser víc­ti­ma del de­rrum­be de una pa­red ocu­rri­do den­tro de un pre­dio, fue in­ter­na­do en la ciu­dad de Co­rrien­tes, en el Hos­pi­tal Pe­diá­tri­co “Juan Pa­blo II”, don­de se en­cuen­tra ac­tual­men­te.

Los mé­di­cos del no­so­co­mio in­fan­til ad­vir­tie­ron que, por la gra­ve­dad de la he­ri­da en la pier­na, es­ta de­bía ser cor­ta­da. Ca­so con­tra­rio, co­rría pe­li­gro la vi­da del me­nor.

De­be se­ña­lar­se que, des­de un pri­mer mo­men­to, ya se ha­bía ad­ver­ti­do que el miem­bro in­fe­rior co­rría ries­go de ser am­pu­ta­do.

“Al hos­pi­tal ca­pi­ta­li­no, ha­bía lle­ga­do con una gra­ví­si­ma frac­tu­ra de la ti­bia y el pe­ro­né, que ha­cía di­fí­cil el tra­ta­mien­to”, sos­tu­vo una fuen­te ofi­cial, con­sul­ta­da por el ca­so.

Se­gún in­di­có el in­for­me po­li­cial, el in­ci­den­te ocu­rrió el do­min­go, cuan­do el me­nor es­ta­ba en un pre­dio, jun­to a sus pa­dres.

Ca­so

Di­cho lu­gar es­tá ubi­ca­do en ave­ni­da Sar­mien­to, en­tre Eva­ris­to Ló­pez y Jo­sé Ma­ría So­to. Se­gún in­di­ca­ron fuen­tes ex­tra­o­fi­cia­les, se tra­ta de un pre­dio aban­do­na­do.

En ho­ras de la ma­ña­na, siem­pre se­gún el in­for­me po­li­cial, el in­fan­te y sus pro­ge­ni­to­res se en­con­tra­ban re­mo­vien­do la­dri­llos de una pa­red.

En un mo­men­to da­do, la es­truc­tu­ra ca­yó y los es­com­bros afec­ta­ron la pier­na del chi­qui­to. Los pa­dres, in­me­dia­ta­men­te lla­ma­ron a la Po­li­cí­a. Asi­mis­mo, se pre­sen­tó per­so­nal sa­ni­ta­rio en el lu­gar, mien­tras al­gu­nos tes­ti­gos, jun­to a los pro­ge­ni­to­res, in­ten­ta­ban asis­tir al me­nor.

Una vez que el per­so­nal mé­di­co lle­gó al si­tio, el chi­co fue lle­va­do de ur­gen­cia al Hos­pi­tal Zo­nal “Ca­mi­lo Mu­nia­gu­rria”.

No obs­tan­te, la gra­ve­dad de las he­ri­das mo­ti­va­ron su tras­la­do ha­cia el Pe­diá­tri­co. Los fa­mi­lia­res del pe­que­ño dam­ni­fi­ca­do con­fir­ma­ron que ayer de­bió ser am­pu­ta­da la pier­na iz­quier­da del ino­cen­te.

Una fa­mi­lia de si­tua­ción eco­nó­mi­ca hu­mil­de

Al res­pec­to, los pa­dres del in­fan­te in­di­ca­ron que ne­ce­si­tan de fon­dos pa­ra po­der afron­tar los gas­tos que tie­nen an­te la si­tua­ción que ac­tual­men­te vi­ven.

En ese sen­ti­do, in­di­ca­ron que re­a­li­za­rán la ven­ta de po­llos, en­tre otras ac­ti­vi­da­des, con la in­ten­ción de jun­tar di­ne­ro pa­ra so­bre­lle­var el di­fí­cil mo­men­to.

Pa­ra to­mar con­tac­to con la fa­mi­lia del pe­que­ño dam­ni­fi­ca­do, fa­ci­li­ta­ron un nú­me­ro de te­lé­fo­no: 3777-­377773.