Patricia Bullrich, irónica: “Hay que enseñarle a leer a Axel Kicillof”

“Se ve que en la Facultad de Economía aprenden números y no lectura”, sentenció la presidenta del Pro al criticar duramente al gobernador bonaerense

Patricia Bullrich es una de las referentes más duras de Juntos por el Cambio. La presidenta del Pro apuntó contra Axel Kicillof, quien publicó un tuit en el que hizo referencia al comunicado que lanzó Juntos por el Cambio ante las posibles nuevas restricciones y dijo: “Confieso que pensé que ya nada podía sorprenderme del macrismo”. “Hay que enseñarle a leer”, disparó la exministra de Seguridad.

Irónica, Bullrich profundizó sobre su comentario al conversar con TN: “Se ve que en la Facultad de Economía aprenden números y no lectura porque lo que nosotros planteamos es que hay que cuidar la libertad, la economía, la educación y la salud; es decir, que hay que tener una cuarentena responsable, pero no un cierre y una restricción que nos vuelva a destruir como pasó el año pasado. El que tiene que aprender es él, que cerró la economía y tuvo la misma cantidad de muertes que si no la hubiera cerrado”.

La opositora analizó la situación del país ante la pandemia del coronavirus y la crisis económica, y consideró: “Tuvimos un año de cuarentena eterna y nos fue como el traste”. Y puntualizó que “fuimos el país que dobló, en pérdida del PBI, a toda Latinoamérica”. Entonces, fue categórica: “Fuimos los peores, los que más perdimos y vamos a volver a hacer lo mismo. Hay que ir a la mayor normalidad posible”.

Para ella, las fuerzas de seguridad “no pueden hacer nada”. Según explicó, “la construcción del miedo genera conductas sociales” y, así, dijo que estas fuerzas “no van a parar a la persona que tiene que salir a trabajar para llevar algo a su casa”.

Tal como resaltó Bullrich, “esto es un toque de queda”. “¿Vamos a parar de vuelta el país? ¿Estamos locos?”, insistió. La presidenta del Pro dijo que la solución radica en que la sociedad se cuide, use barbijo y mantenga el distanciamiento, pero remarcó que no debería limitarse el empleo. “No podemos no seguir en la normalidad de la vida, a menos que el Gobierno les dé a todos los que dejan de trabajar alguna forma de trabajar. Solo se las da a los del Estado, que les dice: teletrabajo”.

Según explicó, desde Juntos por el Cambio consideran que se debería apuntar a “la menor cantidad de destrucción de empleos, el menor cierre de la educación, la mayor capacidad de mantener medidas preventivas para convivir con lo que está pasando y la mayor cantidad de vacunas”. Y, en línea con esto, dijo: “Nadie quiere una fiesta clandestina de 2000 personas, pero no se deberían cerrar restaurantes, escuelas o no permitir la actividad de las fábricas”.

Además, atribuyó el aumento de casos al incremento en los testeos. “A mi durante los primeros 6 meses de la pandemia nunca me testearon, pero tuve, por lo menos, unos 20 tests en 30 días”, ejemplificó y criticó la incoherencia de que solo se testee en la Ciudad, pero no se haga lo mismo en la Provincia. Cabe decir que en el último tiempo la exministra de Seguridad recorrió gran parte del país; entre otras cosas, para presentar su libro, Guerra sin Cuartel.

Más adelante en la entrevista pidió que el Gobierno “explique por qué no hay vacunas y estamos mucho más atrás en las vacunas que otros países que no hicieron ni siquiera la muestra”. Sobre este punto, detalló: “Hicimos 100 mil pruebas de la Pfizer y no tenemos una Pfizer en la Argentina”. Entonces, nuevamente, al criticar a Kicillof dijo: “En la provincia de Buenos Aires, él no pudo controlar a nadie”.LA NACION