Para la CGERA, las medidas sobre el dólar no perjudican a las pymes

Los empresarios nuecleados en la Confederación General Empresaria de la República Argentina consideran las nuevas normas los obliga a industrializarse y a potenciar el mercado interno,

La Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA) aseguró que las medidas anunciadas por el Banco Central en relación a la adquisición de divisas «no perjudican a las pymes» sino que las ponen frente al desafío de industrializarse «para reavivar la economía».

En este sentido, la entidad, encabezada por Marcelo Fernández, aseguró en un comunicado de prensa que las nuevas normas «obligan a mirar mucho más al mercado interno, que estuvo desprotegido durante los cuatro años del gobierno anterior».

«Se está hablando de deudas de empresas de más de 1 millón de dólares mensuales que habría que refinanciar. Yo me pregunto qué pyme tiene una deuda de ese monto en dólares en el exterior cuando no tenemos ese tipo de créditos», dijo Marcelo Fernández, en un comunicado.

Entre las medidas anunciadas ayer, el Banco Central estableció los lineamientos bajo los cuales las empresas del sector privado podrán iniciar un proceso de renegociación de sus respectivos pasivos externos, «a un ritmo que resulte compatible con las necesidades de divisas de la economía y la estabilidad cambiaria».

En este sentido, Fernández explicó que, cuando las pymes importan, les piden el pago anticipado, con lo cual «el gran contexto» no las afecta.

Además, consideró que «dada la dificultad de conseguir productos externos, nos obliga a mirar más el mercado interno», y entendió que, en ese contexto, los empresarios tienen «el desafío de tener productos de calidad, entrega rápida, industrializarnos y cuidar el precio, sin aprovecharnos de esta situación».

«Esta medida nos pone a las pymes en el desafío de industrializarnos para reavivar la economía, por eso Cgera está trabajando con distintas embajadas del mundo para comprar bienes de capital para industrializar de una vez por todas a la Argentina, y en cinco años duplicar el empleo fabril, con más producción nacional y exportaciones», concluyó la Cgera en el comunicado que difundió hoy.