Optimismo del gobierno con relación a la reforma laboral

Más allá de la demora en su tratamiento en el Senado, en el gobierno son optimistas respecto de que el proyecto de reforma laboral sea tratado y aprobado en ese cuerpo. Las críticas a Pablo Moyano.

Luego de la reunión de mesa chica de ayer de la CGT, que hoy llevará cabo una reunión de Consejo Directivo en medio de la interna entre el triunvirato y el sector que encabeza Pablo Moyano, en el gobierno son optimistas en que el proyecto de reforma laboral finalmente sea debatido por el Senado.

Ayer en la sede de UPCN se reunieron el triunvirato que conduce la CGT, integrado por Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, con otros referentes sindicales para evaluar lo ocurrido con la fracasada sesión de la Cámara alta de la semana pasada en la que iba a tratarse la reforma que habían consensuado con el ministerio de Trabajo.

El tratamiento cayó por la oposición de Pablo Moyano, secretario gremial de la central obrera, recientemente aliado a la Corriente Federal del bancario Sergio Palazzo.

El camionero insinuó que en el apoyo gremial al texto girado por el Ejecutivo podría haber influido “la Banelco”, al hacer referencia a la fracasada flexibilización laboral que intentó la Alianza en los 2000 cuando su padre, Hugo, denunció la intentona oficial de comprar votos para conseguir la sanción de aquel proyecto.

“Pablo es como un perro rabioso. Pero si sigue con esa intención de romper, lo pueden expulsar de la comisión directiva. En el triunvirato quedaron muy calientes con lo de la Banelco y ese acercamiento que ha tenido con gremios kirchneristas”, contaban ayer fuentes sindicales.

Por otra parte, allegados al también directivo de Independiente recordaban su vinculación al denominado nucleamiento “gremial y político laudatista” -por el Laudato Si del Papa Francisco- al que fue acercado por el legislador porteño Gustavo Vera.

Y recordaban que la semana pasada Francisco faltó al cierre de una cumbre mundial de líderes sindicales en el Vaticano, a la que asistieron distintos referentes de la central de Azopardo, en un gesto que tuvo un impacto en el ámbito sindical. Lejos del triunvirato, recuerdan que Pablo Moyano fue fotografiado con el Pontífice en una audiencia general el 8 de noviembre en la Plaza de San Pedro.

Desde el otro lado de la grieta cegetista, advierten que la enjundia de Pablo “también se explica porque defiende el negocio del papá”, al hacer referencia a la crisis que envuelve a la empresa OCA, vinculada al moyanismo, a la que el próximo 7 de diciembre se le vence el permiso postal y que aún no puede renovar por una deuda millonaria con la AFIP.

Ante ese panorama complejo, hoy a las 14 volverá a sesionar el Concejo Directivo de la CGT en el que se tratarán las reformas laboral y previsional impulsadas por el oficialismo. “No va a haber nuevos planteos por la reforma laboral. De la previsional hay una postura clara de que se ocupen los legisladores, no gustaron los dichos de Pichetto”, apuntaron los voceros consultados.

Lo cierto es que en vísperas de la marcha convocada para mañana al Congreso por el camionero, para oponerse a la reforma previsional que debatirá el Senado, ayer la ‘mesa chica’ de la CGT se reunió para exponer una postura común frente a las reformas en marcha.

Al respecto, un funcionario consultado anoche se mostró esperanzado en que la reforma laboral pueda ser debatida en la Cámara alta en diciembre o, en última instancia, en las sesiones extraordinarias previstas para febrero de 2018. “Hablamos con los muchachos y sigue el acuerdo” remarcó y se mostró esperanzado en que la iniciativa pueda ser tratada próximamente por los legisladores. Popular

Que te pareció?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
A %d blogueros les gusta esto: