Novak Djokovic se quedó fuera del Abierto de Australia y fue deportado

Los deseos del gobierno australiano se cumplieron. Cerca de las 18 del domingo (las 4 en la Argentina), a menos de 24 horas del comienzo del primer Grand Slam del año, la Corte Federal de ese país decidió que Novak Djokovic, el número 1 del tenis masculino no podrá jugar el torneo, fue deportado y ya se encuentra en vuelo rumbo a Europa.

El presidente del Tribunal Supremo, James Allsop, fue quien anunció el fallo en nombre de un tribunal compuesto por él mismo y otros dos jueces, en el final de una jornada que había empezado por la mañana del domingo australiano, con una audiencia en el que Novak Djokovic buscó revertir la cancelación de su visa -por segunda vez-, decidida por el Ministerio de Inmigración de Australia. Pero la decisión fue “unánime”, y el tenista, además, deberá pagar los costos legales del litigio.

A las 21.43 de Australia (7.43 hora argentina), luego de permitirle retirar sus pertenencias del Park Hotel, el jugador llegó al aeropuerto de Melbourne, acompañado por policías federales. Lo llevaron a un salón VIP, donde esperó hasta la partida de su vuelo rumbo a Serbia, vía Dubai, según informó la prensa australiana. La partida del vuelo EK 409 de Emirates se concretó a las 22.39 (hora australiana).

Los alegatos y el veredicto

Luego de presentarse los alegatos correspondientes, el tribunal se retiró a deliberar, y en la tarde australiana anunció un fallo “inapelable”, tal como se había dispuesto previamente. Con la confirmación de la cancelación dispuesta por el Ministerio, Djokovic no podrá permanecer en Australia y de inmediato se procedió a su deportación.

Djokovic había quedado detenido por segunda vez el sábado por las autoridades de inmigración, luego de que su caso para evitar que Australia lo deportara por no estar vacunado contra el Covid llegó a tres jueces de un tribunal superior. La audiencia ante la Corte Federal se había fijado para el domingo, un día antes de la fecha en la que el tenista número 1 del ranking tenía que disputar su primer encuentro del año en el Abierto de Australia, en el que es campeón defensor y se ha coronado en nueve ocasiones.

Incluso, la organización del torneo llegó a publicar el programa de partidos del lunes, en el que Djokovic aparecía en la sesión nocturna, en la que tendría que medirse con su compatriota Miomir Kecmanovic. Sin embargo, el fallo de la Justicia determina que el primer Grand Slam de 2022 se queda sin su máxima figura.

A %d blogueros les gusta esto: