Murió Roque Espíndola, locutor oficial de Casa de Gobierno

La noticia de su fallecimiento causó gran conmoción entre funcionarios y empleados administrativos del Gobierno de la Provincia de Corrientes. Roque Espíndola fue locutor oficial del gobierno de Ricardo Colombi y, entre sus últimas apariciones públicas, se lo pudo ver en la conducción del acto de asunción de Gustavo Valdés. Sus restos serán velados a partir de las 14 en el salón de Previsora del Paraná (Avenida Independencia 4597).

Roque Espínola, oriundo de la ciudad de Mercedes, llegó a esta capital a los 26 años a trabajar en Radio LT7 Radio Provincia de Corrientes; allí se desempeñó como locutor comercial e informativista, servicio que presta hasta la actualidad. Casi simultáneamente se desempeñó como locutor de Información Pública de la Gobernación, haciendo transmisiones para distintas radios de la provincia y de la región; más tarde llegará a ser locutor oficial de Casa de Gobierno, actividad que desempeñó hasta el presente.

El 7 de junio (Día del Periodista) inició en el año 1992 su programa “Serenata y sapucay”, el ciclo radial que se emite por LT7 Radio Provincia de Corrientes y que tiene una función que se basa en la difusión de la música regional, las biografías de los autores y grandes íconos de nuestra música. Recuerda los natalicios, realiza homenajes a aquellos valores reconocidos y olvidados.

Desde que comenzó a emitirse cuenta con la producción de Norma Leticia Ayala, y actualmente con la colaboración de Jorge Bobadilla y Mario Miranda.

A lo largo de estas dos décadas, infinidad de músicos pasaron actuando en vivo, siendo entrevistados, de esta manera teniendo a su disposición una plataforma de difusión para toda su actividad.

Galardonado con los premios: de la Subsecretaría de Cultura de la Provincia del Chaco; Premio Convivencia; Premio Corrientes; Premio de la Liga de Pro-Comportamiento Humano y declarado de Interés Cultural por el Instituto de Cultura de Corrientes.

En el anecdotario se puede mencionar una singular situación al haber sido homenajeado por un grupo musical chamamecero, que compuso un tema de nombre homónimo, en reconocimiento al programa. De esta manera queda así inmortalizado en la memoria y en el registro de Vivencia, más tarde grabado por Paquito Aranda.

A %d blogueros les gusta esto: