Monotributo: el Gobierno analiza cambios

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, dijo que los problemas del empleo informal no son culpa de las leyes laborales sino de los impuestos que constituyen una «barrera».

El Gobierno analiza cambios en el monotributo. Así lo informó el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, durante una conferencia organizada por la Universidad Torcuato Di Tella, al hablar sobre el problema de la informalidad en el mundo del trabajo.

Moroni sostuvo que el empleo irregular “es un problema que hay que abordarlo desde muchos puntos de vista” y admitió que “no es solo problema de normas laborales sino de normas impositivas”.

Al hablar durante la conferencia anual del Centro para la Evaluación de Políticas basadas en Evidencia (CEPE) de la Universidad Torcuato Di Tella, en el panel sobre «Políticas para promover el empleo», indicó que “hay montones de barreras de acceso a la formalidad que no tienen solo que ver con las normas laborales”.

“Estamos trabajando con la AFIP y el Ministerio de Economía en una serie de enfoques respecto del monotributo”, indicó el funcionario quien dijo que se están revisando, “los sistemas de pago» del régimen simplificado. “Lo que se pensó como un sistema de inclusión termina siendo una barrera de acceso”, indicó el titular de la cartera laboral.

De acuerdo con datos del Ministerio de Trabajo, en Argentina revistan como monotributistas 1,5 millones de personas, a los que se suman unos 360.000 llamados “monotributistas sociales”. La mayoría de los contribuyentes del denominado régimen simplificado son profesionales, trabajadores con oficios, y muchos pequeños emprendimientos económicos que por su nivel de facturación no llegan a constituirse en una sociedad anónima o una sociedad de responsabilidad limitada.

En otro aspecto, Moroni consideró que no va a haber un día preciso en el que se termine la situación generada por la pandemia“No va a haber un Día D”, dijo el funcionario al trazar un paralelo con el Desembarco en Normandía de las fuerzas aliadas en la Segunda Guerra Mundial. “Todo indica que vamos a tener una salida larga y que tendremos que generar mecanismos de adaptación”, agregó.

Según Moroni, desde el desembarco de la pandemia de Covid-19 en Argentina en marzo, el empleo registrado «ha caído 2,5% en el país», de acuerdo con los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

«Por lo que podíamos prever (que ocurriría con el empleo registrado) ante la pandemia, los mecanismos de defensa del contrato de trabajo (como la prohibición de despidos) y la asistencia a las empresas y sus empleados, funcionaron bien», agregó el funcionario nacional.

Por otro lado, hay sectores que van a rebotar más rápido como el de la construcción privada dado que hay muchos proyectos esperando para arrancar y hay otros sectores que dependen mucho del comercio internacional, en un mundo muy complicado.

«Es muy difícil hoy plantear escenarios muy claros sobre cada uno de los sectores. Por ejemplo, qué sabemos qué pasará con la industria petrolera que está en una situación muy compleja en el mundo; Arabia Saudita bajó un 30% su producción», dijo Moroni.

El funcionario dijo que para la pospandemia el Estado tendrá que hacer «una mezcla» de medidas que apunten a mecanismos sustitutivos de ingresos y políticas de empleo a través de la formación.