Mendoza: un intendente le pidió la renuncia a todo su gabinete

Se trata de Juan Manuel Ojeda, jefe comunal de Malargüe; «se trata de una reestructuración que busca achicar el gasto político», dijeron.

En el marco de «una reestructuración que busca achicar el gasto político», el intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, le pidió la renuncia a todo su gabinete, incluidos secretarios, directores y coordinadores.

«Ha sido un año muy duro, signado por múltiples inconvenientes generados por la pandemia y los pocos recursos que llegaron por la caída del precio del petróleo. A pesar de todo esto tuvimos resultados positivos y se avizora cierta recuperación económica. Entonces, es necesario oxigenar nuestro equipo de trabajo y reacomodar piezas, no en función de internas políticas, sino a partir de mejorar la atención de nuestros vecinos y los servicios que se les brinda», explicó Ojeda.

Y detalló: «De hecho, habrá cambio de roles y de dependencias. Como todos saben, aquí muchos funcionarios son personal de planta de la Municipalidad y muchos seguirán colaborando desde ese lugar . Así es la dinámica del trabajo colaborativo y en equipo que implementamos y esa es la idea de fondo para estos cambios, y repercutirá también porque habrá una baja del costo político».

Según fuentes comunales, citadas por el portal Los Andes, no hay un hecho puntual que haya provocado este cambio. «Se trata de una reestructuración que busca achicar el gasto político», afirmaron.

La idea ya estaba en la cabeza del jefe comunal desde diciembre pasado, cuando le comentó el nuevo proyecto a algunos colaboradores. El fin de semana, Ojeda transmitió un mensaje masivo de pedido de renuncia a todo su equipo de trabajo, quienes no se sorprendieron, ya que estaban al tanto de los planes del jefe comunal.

No obstante, hay versiones que señalan una fiesta clandestina ocurrida el fin de semana como detonante de la decisión. En ella, participaron, al menos, dos integrantes del equipo de trabajo del intendente.

«No permitiré que gente del equipo de trabajo haga este tipo de cosas. Con la salud en tiempos de pandemia y la responsabilidad y ética en la función pública no se jode», afirmó Ojeda.

Todas las renuncias se presentaron entre el lunes y martes.

Entre los cambios a implementar, se eliminarán las cuatro secretarías actuales, se reestructurará el organigrama, algunos funcionarios serán reubicados en nuevas áreas y otros, en principio, abandonarán la función pública.