Mario Negri: “Uno de cada dos argentinos va a ser pobre cuando termine la pandemia”

El diputado nacional y presidente del Interbloque Juntos por el Cambio se refirió al estado de situación económico y político del país, refiriendo, entre otros puntos, que “tenemos una situación peor que la del 2001”.


Al respecto del multidimensional y complejo escenario que la Argentina y el mundo transita a raíz de la pandemia del coronavirus, quien brindó sus sensaciones al respecto fue el diputado de la Nación y actual presidente del  interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri. 

En diálogo con La Red, el legislador partió por referirse a la videoconferencia mantenida sobre inicios de esta semana junto al presidente de la Argentina, Alberto Fernández: “Yo soy muy cuidadoso porque en la Argentina se han llenado de fotos en el pasado anunciando grandes cosas y después se han roto las fotos. Creo que fue un pequeño paso ante el abismo que tenemos delante entre la incertidumbre de la pandemia y la economía”. 

Tenemos una situación peor que la del 2001. No estoy hablando de culpas, se acumulan las culpas. La crisis que se venía más la crisis de la pandemia ya está fuera de discusión que vamos a salir con más pobres. Por un tiempo prolongado, uno de cada dos argentinos va a ser pobre cuando termine la pandemia”, afirmó al respecto.

De igual modo, marcó su preocupación al respecto de la agenda de seguridad, comandada a escala nacional por la ministra Sabina Frederic: “No vemos verosímil la preocupación exteriorizada con la realidad de los hechos. Queremos que la ministra de Seguridad vaya al Congreso pero no para pelear. Independientemente de que las provincias sean autónomas, se tiene que liderar una idea de seguridad”. 

En otro orden de asuntos, consultado sobre el impuesto a las grandes fortunas, Negri desestimó estar al tanto del contenido del proyecto: “Nadie lo conoce. Me han dicho a mí ´te vamos a mandar un borrador para que lo veas´ pero no ha ingresado. Habrá una discusión dentro del gobierno sobre eso”. 

En último término se refirió al liderazgo de Alberto Fernández, contemplando en ese análisis la figura de su vicepresidenta, Cristina Kirchner: “Estamos en un momento de crisis profunda. No es que yo descubra la pólvora y esto no es peyorativo para el presidente con el que yo he hablado pero creo que la constructora del gobierno es Cristina”. 

“Para Cristina, Alberto es parte de su estrategia, no es que Alberto haya construido la llegada al poder. Lo que sí veo es que son señales muy contradictorias porque el que gobierna debe marcar el rumbo”, consideró. 

“El presidente tuvo un empoderamiento social muy fuerte cuando llegó la pandemia, inclusive de quienes no lo votaron, de acompañamiento de todo el arco político. Ahora mi impresión es que eso se convirtió en un capital político que él podría haber aprovechado la oportunidad”, cerró el diputado.