Lo atraparon con más de 2.000 kilos de pescado de contrabando en Berón de Astrada

Viajaban ocultos entre otras mercaderías para no ser detectados. El transportista sería un acopiador. Tenían como destino la provincia de Misiones y su valor estimado en el mercado supera ampliamente el millón de pesos.

Un camión de cargas que pretendía dirigirse a la provincia de Misiones fue incautado por la Gendarmería, luego de que le descubrieran llevando en forma ilegal poco más de 2.000 kilogramos de pescados de distintas especies, protegidas por la legislación provincial.

El procedimiento se concretó ayer cerca de la localidad de Berón de Astrada, donde personal perteneciente al Escuadrón 48 Corrientes de la Gendarmería Nacional, junto con personal de la Dirección de Recursos Naturales, llevaba a cabo un procedimiento de rutina y “marcaron” un camión de carga de gran porte que trasladaba mercaderías pero además, oculto entre ellas, llevaba un cargamento de pescados.

Según su itinerario, el vehículo se dirigía hacia la ciudad de Posadas, provincia de Misiones, y llevaba de carga clandestina 38 ejemplares de surubíes, 70 dorados y 20 patíes, los que según indicaron fuentes oficiales tendría un avalúo estimado en $1.100.000.

El procedimiento se concretó debido a la clara violación del Decreto 1.030/92, en el que se especifica que para la comercialización y acopio se debe de estar inscripto en un registro y obtener los permisos necesarios para tal fin.

Según lo que pudieron constatar las autoridades actuantes, entre las especies incautadas no sólo no se tenía documentación alguna de acuerdo a las regulaciones locales, sino que los pescados ni siquiera cumplían con las medidas adecuadas para la venta, por lo que claramente es parte de la comercialización ilegal que continúa su actividad.
En el lugar del procedimiento se realizaron las actas correspondientes y se procedió al decomiso de la totalidad de los pescados transportados, aunque la Gendarmería no informó de la suerte que corrieron el conductor del camión y el vehículo; se presume que continuaron con su itinerario.

En referencia al cargamento incautado, fuentes cercanas al procedimiento indicaron que como se hace habitualmente, los pescados van a ser sometidos a un análisis bromatológico y de ser apto para el consumo, será la Dirección de Recursos Naturales la que indique el destino, caso contrario se procederá a su desmaterialización. Habitualmente este tipo de mercaderías incautadas suele ser donada por las autoridades a comedores infantiles y a hogares de ancianos.

Fuente: Diario Época