La ministra de Educación está en contra del uso del lenguaje inclusivo en el ámbito escolar

La ministra de Educación, Susana Benítez, se mostró en desacuerdo con la implementación del lengueje inclusivo en los colegios de Corrientes. Manifestó su postura a raiz de la situación que se generó en la Escuela Illia porque una maestra escribió bienvenides en el pizarrón.

“Esto del lenguaje inclusivo es una situación que se está dando en el uso y es algo que se ve a nivel mediático, pero científicamente no se encuentra validado», afirmó la titular de la cartera educativa.

Según su visión, «en la escuela tenemos que enseñar contenidos propios de la ciencia». «Por ahora nuestra lengua está validada por la Real Academia Española y nuestros alumnos deben ser educados de acuerdo a esos cánones”, agregó.

“No quiero calificarlo de bueno o malo, pero debo decir que, desde la Educación, estamos marcados por la RAE en la enseñanza de la lengua”, dijo.

Benítez descartó alguna sanción para con la docente que realizó la inscripción en el pizarrón, aunque dijo que van a dialogar. «Una situación en particular no amerita que tengamos que modificar los criterios que se dan a nivel provincial”, señaló en declaraciones.

Sobre la libertad de cátedra que tienen los docentes, admitió que “es un derecho que nos asiste, pero todo el sistema educativo está regulado por una planificación que parte de los núcleos de aprendizaje prioritarios y de los diseños curriculares de las Provincias».

«En base a eso las escuelas planifican sus contenidos en las distintas áreas», aseguró, e indicó que «la libertad de cátedra tiene parámetros, un rumbo orientado por los contenidos que deben aprender los alumnos”.

Finalmente, declaró que “si esta docente o docentes están usando el lenguaje inclusivo amparados en la libertad de cátedra, tendremos que revisar puntualmente cuál es la situación». «Nosotros necesitamos en la República Argentina alumnos que lean bien y que comprendan textos”, completó.