Jorge Lanata sobre la cuarentena: «¿Alcanza con que nos gobiernen sólo los infectólogos?»

En el inicio de una nueva etapa de la cuarentena obligatoria, que en esta oportunidad se extiende por un plazo de 21 días, Jorge Lanata volvió a cuestionar la gestión de Alberto Fernández ante la propagación del coronavirus. Según su análisis, el Gobierno intenta separar «pandemia y cuarentena» para no relacionar las consecuencias económicas y sociales con las medidas que se tomaron desde el inicio de la enfermedad y agregó: «El Gobierno se olvidó de la clase media».

«Nadie sabe cuándo termina nada, ni la cuarentena ni el espanto económico que va a empeorar, ni el recontrahipercepo al dólar ni cuándo van a empezar las clases, etcétera», dijo el conductor en su segundo programa de Periodismo para Todos Box. Lanata centró su editorial en la cuarentena​ y sus consecuencias en la economía, y afirmó que lo que gana hasta ahora «es la incertidumbre».

Si bien resaltó la ayuda social sea destinada a los sectores más vulnerables y castigados por el coronavirus, Lanata denunció que «el Gobierno se olvidó de la clase media que estaba sin laburo a la fuerza y también podía necesitarla», por lo que consideró que «ya deberían haber científicos y economistas, entre otros, trabajando en la postpandemia» y se preguntó: «¿Alcanza con que nos gobiernen sólo los infectólogos?».

«Pareciera que desde la clase media somos culpables por tener ahorros y nos recordaron que la guita que ganamos laburando nunca es del todo nuestra; ellos creen que tienen derecho a decidir sobre ella. El Gobierno pensó que en este momento de urgencia podían justificar cualquier cosa. Alberto separa deliberadamente pandemia y cuarentena. De este modo, todo lo malo que se viene es culpa de la enfermedad y no de cómo tratamos de contenerla», analizó.

El cofundador de Página/12 y Crítica de la Argentina apuntó que «el Gobierno comenzó a pensar que este momento de urgencia podía justificar cualquier cosa». «Primero, cualquier cosa en la Justicia. Nunca se detuvo en la Justicia el plan de impunidad para los chorros. También resultó un momento para resucitar la doctrina ‘Batallón militante’ y sacar los presos. Eso no fue tan fácil. Para pedir participación en las empresas a cambio de los créditos. Y de paso, te lo contamos el domingo pasado, para volver al afano de las licitaciones», planteó.

Por último, Lanata destacó que la imagen positiva del presidente sigue siendo alta, pero alertó que «pensar que esos números le pertenecen por méritos propios es cometer el mismo error que comete Macri, cuando creyó que Cambiemos logró por mérito propio el 41%».