Identificaron a otro héroe correntino que murió en Malvinas

En Mercedes, la familia Avalos recibió una noticia que esperaba hace más de tres décadas. Es que Omar Alberto, uno de los cuatro hijos de Pedro y Carmen, fue a combatir en las islas Malvinas, y aunque hasta ahora la única certeza que tenían es que él es uno de los héroes correntinos que cayó en el Sur, ellos querían saber si sus restos descansaban en el cementerio de Darwin. Una confirmación que recibieron en el inicio de esta semana.

Una delegación integrada por representantes de los distintos organismos que participaron del proceso de identificación de quienes estaban sepultados como “Soldado sólo conocido por Dios”, arribaron a un hogar mercedeño. Allí, estaban parte de la familia del ex combatiente correntino: su padre Pedro César Avalos de 84 años, dos de sus tres hermanos Ramona y Pedro como así también algunos de sus sobrinos.

Ante un escribano del Gobierno de la Nación, primero un representante del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos les informó en forma verbal que los análisis de ADN confirmaron que existe un 99,99% de compatibilidad entre el cuerpo inhumado en el cementerio de Darwin y las muestras que fueron tomadas a familiares. Luego, realizó la lectura del informe técnico redactado por el Comité Internacional de La Cruz Roja y le entregó una copia a los familiares del héroe correntino.

A su vez, tanto un representante del equipo Argentino de Antropología Forense, como así también quienes concurrieron en nombre de la Secretaría de Derechos Humanos y del Ministerio de Desarrollo Social, se pusieron a disposición de los Avalos para responder todas las consultas que ellos quisieran realizar.

La mamá del ex combatiente correntino, Carmen Almirón, falleció en febrero de 1985.

Mercedes Miño, sobrina de Omar, dialogó con Sudamericana para comentar cómo se siente la familia después de la confirmación de la información, relatando que vive “una mezcla de sensaciones”. Contó que esto “cerró muchas dudas porque hubo versiones que decían que estaba vivo, mi abuela siempre lo esperó y falleció pensando que estaba vivo, en algún lugar de la Argentina, como un loquito de la guerra como los llamaban”.

 

Sudamericana

A %d blogueros les gusta esto: