Hospital Juan Pablo II: un niño podrá oír tras un nuevo implante coclear

Se colocó el primer dispositivo del año en el hospital pediátrico. Se trata de un implante osteointegrado que permitirá recuperar la audición total a un correntino. Es la séptima intervención de este tipo que se realiza en tiempo de pandemia y la primera del año.

El Ministerio de Salud Pública, a través del equipo del Programa Provincial de Detección Precoz de la Hipoacusia, colocó un implante coclear osteointegrado en el hospital pediátrico Juan Pablo II. La intervención se realizó con buenos resultados, siguiendo el protocolo correspondiente en el marco de pandemia.

La intervención se desarrolló justo el 25 de febrero, fecha en que se conmemora el Día Mundial del Implante, recordando la importancia de concientizar sobre la detección temprana y el tratamiento de la hipoacusia. El implante coclear contribuye para mejorar la calidad de vida de miles de personas con pérdida auditiva.

El Programa Provincial de Detección Precoz de la Hipoacusia, depende de la Dirección General de Protección y Promoción de la Salud, a cargo de Adela Saade, quien fue la iniciadora del mismo. Cabe mencionar que se trabaja en forma articulada con el Instituto Integrar, donde se realizan seguimientos y controles de manera gratuita a los chicos sin cobertura social.

El jefe del Programa Provincial de Detección Precoz de la Hipoacusia, Jorge Iglesias detalló que «se realizó una cirugía de complejidad, en la que implantamos el dispositivo electrónico en uno de los oídos al tratarse de una hipoacusia unilateral. Los cuidados pre y posquirúrgicos son fundamentales, en esta ocasión se sumaron las medidas preventivas en el marco de pandemia».

Es la séptima intervención de este tipo que se realiza en tiempo de pandemia, y desde que se iniciaron estas intervenciones, en 2011, más de 50 niños correntinos recibieron implantes cocleares.

Iglesias dijo que «en esta oportunidad contamos con la colaboración del doctor Daniel Pérez Gramajo, del hospital Castex de Buenos Aires, y por supuesto el equipo del hospital Juan Pablo II».

En el Día Mundial del Implante destacó «la importancia de la detección temprana y el tratamiento de la hipoacusia, valoró este dispositivo que contribuye para mejorar la calidad de vida de las personas». En este sentido recordó que «es clave estar atentos a ciertas señales que hacen al desarrollo del lenguaje infantil como el habla rudimentaria al año y medio de vida, a que siga las fuentes sonoras en los primeros meses, el balbuceo a los seis meses y la sonrisa social».