Ginés González García: «Administramos bien la pandemia, si no te pasa por arriba»

Luego del parte epidemiológico de este domingo, en el que se registraron 2.189 nuevos casos de coronavirus (COVID-19), el Ministro de Salud, Ginés González García, se refirió al aumento en el ritmo del contagio y opinó sobre la nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio, que desde el próximo miércoles 1° de julio será más estricto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

«Es un virus nuevo, no sabemos mucho y está demostrando comportamientos que no eran previsibles. Estoy seguro de que con algunos aciertos nuestros, con el compromiso de los argentinos y porque aprendimos mucho de lo que le pasaba a los otros, somos de los países de América que ha tenido menos consecuencias en casos y muertes», explicó el ministro en diálogo con TN.

Sobre la forma en la que Gobierno afrontó la pandemia desde la llegada de la enfermedad al país, el funcionario consideró que «de entrada, administramos bien la pandemia porque regulamos siempre el número de casos. Si no la pandemia te pasa por arriba».

Aunque reconoció: «Creo que tendíamos que haber -quizás no la hicimos con el énfasis suficiente- organizado mejor por jurisdicción. Los países federales tienen muchísimas complicaciones para hacer políticas coordinadas y eso lo hicimos fenómeno. Salimos todos juntos para el mismo lado. Pero quizás faltó alguna idea mejor de organización. Hay provincias que lograron organizarlo mejores que otras».

«A nosotros nos va menos mal que a la mayoría. Y eso no poco y no sólo tiene que ver con el Gobierno, sino con el esfuerzo que han hecho los argentinos».

Por otro lado, el ministro evitó asegurar que la nueva fase de aislamiento social que comienza este miércoles sea el último esfuerzo.

«Se salió a buscar al enfermo cuando vimos que había circulación y ampliamos muchísimo la cantidad de tests, así como la de laboratorios, que ahora son más de 100», sentenció González García, al tiempo que confirmó que la semana que viene la Ciudad y la Provincia de Buenos Aires agregarán 1.000 testeos cada una.