Fernández aclaró la cuestión de los presos ante «una malintecionada campaña»

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, salió a aclarar la situación alrededor de las prisiones domiciliarias para presos que cumplen las condiciones planteadas por la Cámara de Casación Penal. 

Las palabras del presidente se dan «en momentos en que una campaña mediática se desata acusando al Gobierno que presido de querer favorecer la libertad de quienes han sido condenados», de acuerdo a su planteo. 

A través de su cuenta de Twitter, Fernández aclaró que ante la pandemia, en todo el mundo se decidió bajar la cantidad de personas en las cárceles por la posibilidad de que allí se propague un contagio masivo. 

En ese sentido, Estados Unidos, Reino Unido, España y otros países del mundo actuaron de la misma manera ante las recomendaciones de organismos internacionales. 

«En el mundo, muchos gobiernos han dispuesto libertades tratando de minimizar ese riesgo. Algunos han conmutado penas, otros han indultado condenas y otros han dejado el tema en manos de la Justicia»

En ese marco, el mandatario nacional remarcó que las liberaciones y prisiones domiciliarias están en manos del poder Judicial: «Son los jueces naturales quienes, de considerarlo necesario, disponen libertades», indicó. 

Y sobre el final apuntó a sectores de la oposición y de los medios de comunicación por señalar al gobierno como el impulsor de las liberaciones.

«Formulo estas aclaraciones tan solo ante la malintencionada campaña que se ha desatado en redes y medios de comunicación induciendo a hacer creer a la ciudadanía que el Gobierno prepara una salida masiva de gente detenida en virtud de procesos penales», explicó. 

Y agregó: «Lamento la conducta de quienes en circunstancias tan cruciales como los que vivimos, muestran su poco apreciable condición humana intranquilizando a la sociedad en momentos en que precisamente más necesita ser contenida».