¿Está Argentina preparada para la educación a distancia?


En Argentina el 19,5% de los alumnos de primaria y el 15,9% de los alumnos de secundaria no tienen conexión a Internet en sus casas. Esta carencia limita las oportunidades de continuidad de las clases durante el aislamiento obligatorio.

Además, existen muchas diferencias en el nivel de conectividad según las provincias. En la mayoría de los casos, la calidad de la conexión no es la ideal para aplicarla a fines pedagógicos. La Ciudad de Buenos Aires, La Pampa y Tierra del Fuego son las jurisdicciones con los mayores niveles de acceso, cercano al 95%.

Por otro lado, en el nivel primario hay 7 provincias donde más de un tercio de los estudiantes no cuentan con Internet en su hogar: Santiago del Estero (40,7%), Formosa (37,7%), San Juan (36,1%), Catamarca (35,0%), Misiones (35,0%), Chaco (33,5%) y Corrientes (33,3%).

Respecto a la calidad, hay tres aspectos que se consideraron. Puede ser que la velocidad de la conexión o que la disponibilidad de datos sea muy baja, o que no cuente con dispositivos que permitan utilizar Internet de manera efectiva. 

La estadística surge del informe “¿Cuántos estudiantes tienen acceso a Internet en su hogar en Argentina?”, del Observatorio Argentinos por la Educación, con autoría de Alejandro Artopoulos, director de investigación y desarrollo del Centro de Innovación Pedagógica de UDESA, e investigador del CIC. El documento se basa en las respuestas de los estudiantes en los cuestionarios complementarios de las pruebas Aprender 2018 y 2017 y PISA 2018. 

En Argentina el 85% de los alumnos de 15 años tiene conexión a Internet en su hogar, según la datos de las pruebas PISA 2018. En comparación con los países de la región, y sin tener en cuenta la calidad de Internet, es más baja que la reportada en Brasil (91%), Chile (90%) y Uruguay (88%); y supera los valores de México (72%), Colombia (72%) y Perú (58%).