Escándalo en Santiago del Estero: una ambulancia hacía “delivery” de fernet y gaseosa para el hijo de un intendente

Se desató una polémica en Santiago del Estero, luego de que la Policía detectara una llamativa irregularidad en un control de transporte por el coronavirus​. Al detener a una ambulancia que trasladaba a dos pacientes, se encontraron con que, además, el vehículo transportaba un cargamento de fernet y gaseosas para el hijo de un intendente.

El hecho ocurrió el lunes, pasadas las 19. En un control en la ruta 34, en La Banda, los agentes policiales detuvieron una ambulancia perteneciente a Añatuya.

El chofer les indicó que viajaba desde Santiago del Estero y que llevaba a tres pacientes y dos ayudantes. Sin embargo, al inspeccionar el vehículo, los policías descubrieron algo más: una decena de cajas de fernet y un número similar de cajas de gaseosas.

El conductor de la ambulancia aseguró que el cargamento era para el local comercial del hijo del intendente de Añatuya, Héctor «Pocho» Ibáñez (Frente Vecinal y Popular).

Las autoridades incautaron las bebidas y permitieron que los pacientes siguieran su camino hacia la ciudad.

«Otra vez, nos encontramos ante un manejo discrecional del poder. Lo venimos denunciando constantemente. Es un hecho vergonzoso y amerita una investigación y un juicio», pidió Gerardo Floridia, diputado provincial (Juntos por el Cambio), en declaraciones a TN.

«Añatuya no tiene cloacas, tiene problemas de agua potable. Y vemos esto, que es un escupitajo a la dignidad y a todos los hombres de bien de estas ciudad», lamentó el legislador santiagueño.