En los primeros días de abril, la recaudación tributaria cayó un 28,3%

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) informó que la recaudación tributaria nacional entre el 1 y el 12 de abril cayó un 28,3% de manera real respecto al mismo período de 2019. El objetivo del estudio es medir el nivel de los ingresos que obtiene el Estado en medio de la cuarentena.

El informe destacó la evolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto a las Ganancias, dado que componen casi el 70% de la estructura tributaria nacional y que constituyen una de las principales fuentes para repartir en virtud de la Ley de Coparticipación.

En concreto, el IVA mostró una merma real del 27,9% a pesar de que subió un 5,6% nominalmente, mientras que la recaudación por Ganancias se desplomó un 59,7% en el comienzo del mes en curso producto de una contracción nominal del 41%.

En este sentido, los recursos por Ingresos Brutos (IIBB), que representan el 75% de los ingresos de las provincias, disminuyeron un 17,7% respecto a abril de 2019.

De acuerdo al relevamiento del IARAF, solo los tributos con baja relevancia relativa exhibieron incrementos reales. El impuesto a los combustibles, que el año pasado representó apenas el 5% del total, creció un 14,6%. Al mismo tiempo, los ingresos por Bienes Personales, que en 2019 significó solamente el 1% de la recaudación, se dispararon un 653,1%.

Sobre este último dato, el trabajo explicó que “cabe recordar que se produjo un cambio legal muy relevante con impacto este año; es relevante tener en cuenta que se ha extendido el vencimiento de la incorporación de la repatriación que ocurría el día 1/4/2020”.

Recordemos que, ante las dificultades que tienen las empresas para afrontar sus obligaciones debido a la ruptura en la cadena de pagos provocada por la pandemia del coronavirus, los organismos estatales de recaudación decidió postergar el plazo de varios impuestos como las Contribuciones Patronales, Ingresos Brutos o el Impuesto Inmobiliario.

El instituto aclaró que los datos permiten analizar cómo se viene desempeñando la recaudación hasta el último dato disponible pero debe quedar claro que no se busca extrapolar esta información a lo que podría terminar resultando la recaudación de todo el mes.