En la primera quincena de enero podría volver a aumentar el precio de las naftas

Las petroleras estarían analizando un nuevo incremento por el incremento del crudo y la suba del dólar a fines de diciembre pasado. Los precios podrían aumentar entre el 2 y 5 por ciento. Desde octubre, el mercado de combustibles está liberado. Eso significa que ante un incremento en el barril internacional, las compañías locales pueden trasladar al consumidor la suba en el costo que pagan por la materia prima, sin regulación estatal.

Los comerciantes del rubro sostienen que será la petrolera estatal YPF quien arroje la primera piedra y remarque los precios esta semana. Luego, seguiría el resto.
El 1° de diciembre YPF, dueña del 55% del mercado de combustibles en el país, aplicó aumentos de 6% promedio en las naftas y el gasoil en todo el país. Los precios en las estaciones de servicio quedaron en $ 22,66 la súper; nafta premium o Infinia $ 26,15; diésel $ 19,99 y diésel premium $ 23,18.
Durante 2017, el litro de nafta súper aumentó un 32,6%, el de premium un 35,5% y el gasoil un 28,6% en la Ciudad de Buenos Aires. Esas subas tuvieron un fuerte impacto en la inflación e incluso superaron la suba general de precios.
Para los privados, la inflación de diciembre se ubicó entre el 2,5% y el 2,8%, y atribuyen al menos medio punto porcentual del índice a la suba de los combustibles de principios de mes.
Desde octubre, el mercado de combustibles está liberado. Eso significa que ante un incremento en el barril internacional, las compañías locales pueden trasladar al consumidor la suba en el costo que pagan por la materia prima, sin regulación estatal.
Durante diciembre, el precio del crudo aumentó un 5,1%. Pero el incremento en el costo para las empresas fue mayor porque el barril se paga en dólares y el valor de la moneda americana en la plaza local pasó de $17,45 (a ese valor cotizaba cuando las petroleras aplicaron el último aumento) a $ 19,12 en pocos días, un salto mensual cercano al 10%.
En tanto, aún sigue latente la posibilidad que las estaciones de servicio quiten las tarjetas de crédito como modalidad de pago. Desde la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (Cecha) decidieron postergar para febrero el cese en la venta de combustibles con tarjeta de crédito que inicialmente habían prometido para el primer día del año 2018.
La postergación surgió luego de una reunión de los titulares de la entidad con el secretario de Comercio, Miguel Braun, en la que el funcionario prometió generar un encuentro con las entidades bancarias y emisoras de tarjetas para los primeros días de febrero, a quienes los dueños de las estaciones de servicio acusan de aplicar altas tasas por los pagos con plásticos y demoras de más de dos meses para cobrar el dinero de las ventas.

 

A %d blogueros les gusta esto: