EN AGOSTO: La canasta básica aumentó 7,6% y una familia necesitó $119.757 para no ser pobre

Un grupo familiar de dos adultos y dos menores requirieron de $52.990 para no caer bajo el umbral de la indigencia en el octavo mes del año. Las variaciones se ubicaron por encima del índice de precios, que para agosto, cuando la inflación llegó al 7%, informó el INDEC. Con ese dato, la escalada de precios suma 78,5% en los últimos 12 meses, la mayor cifra desde fines de 1991. En tanto, en los primeros ocho meses de 2022, el acumulado llega a 56,4%, también un máximo en 31 años.

La canasta básica total (CBT), por la que el INDEC mide el umbral de la pobreza, aumentó en agosto 7,6%, por lo que, para no ser considerada pobre, una familia de cuatro integrantes (dos adultos y dos menores) necesitó $119.757 para no caer bajo esa condición. En tanto, la canasta básica alimentaria (CBA), que establece la línea de la indigencia, marcó que esa misma familia requiere de $52.990 para cubrir sus necesidades básicas para subsistir.

La CBT que comprende alimentos y otros bienes y servicios básicos como la vivienda, ascendió a $38.756 mensuales por persona en agosto, mientras que la línea de indigencia -que incluye la cobertura alimenticia imprescindible- se ubicó en $17.149.

Según cifras del INDEC, la canasta básica alimentaria se incrementó un 7,1% mientras que la canasta básica total subió 7,6% con respecto a julio. Sin embargo, si la medición se realiza de forma interanual, la CBT se incrementó 75,2%, mientras que la CBA subió 81,4%.

Las variaciones se ubicaron por encima del índice de precios, que para agosto, cuando la inflación llegó al 7%, informó el INDEC. Con ese dato, la escalada de precios suma 78,5% en los últimos 12 meses, la mayor cifra desde fines de 1991. En tanto, en los primeros ocho meses de 2022, el acumulado llega a 56,4%, también un máximo en 31 años.

Con respecto a los ingresos familiares necesarios para superar la línea de pobreza, el INDEC señaló:
Una hogar de tres personas requirió $95.340 en agosto para no ser pobre.

Una familia de cuatro integrantes necesitó un ingreso mínimo de $119.757.

Para cinco integrantes, el hogar debió sumar ingresos por al menos $125.958.

Por su parte, los ingresos familiares requeridos para superar la línea indigencia fueron:
De $42.186 para una familia de tres miembros.

Ascendieron a $52.990 en los hogares de cuatro integrantes.

Llegaron a $55.734 si conviven cinco personas.

A %d blogueros les gusta esto: