El voto de los correntinos sobre la reforma previsional, entre el mandato y la polémica

Los tres diputados nacionales por Corrientes de Cambiemos apoyaron el proyecto, y antes lo hizo un senador de la alianza. Por el PJ, los dos representantes de la Cámara alta y los cuatro de la baja votaron en contra.

 En términos absolutos, la mayoría de los legisladores correntinos votaron en contra de la Reforma Previsional. En el Congreso, cuatro acompañaron la propuesta del Gobierno Nacional y seis estuvieron en contra.
La reforma fue sancionada ayer por la Cámara de Diputados de la Nación luego de una maratónica sesión que arrancó pasadas las 14,30 del lunes, se extendió por la madrugada y culminó en la mañana de ayer, en medio de disturbios, destrozos, cacerolazos, heridos y represión.

A la hora de votar entre los legisladores por Corrientes primó el mandato, tanto en el oficialismo como en la oposición. Todos los representantes de ECO+Cambiemos respaldaron la iniciativa, incluyendo a los referentes provinciales. Ya en el Senado de la Nación, el ex gobernador de Corrientes y senador nacional, Pedro Braillard Poccard, había apoyado la propuesta del gobierno de Mauricio Macri.
El lunes el legislador nacional había expresado que la propuesta busca “evitar el colapso del sistema previsional”. Además, se respaldaría con la creación de nuevos empleos.

Ayer, en la Cámara baja nacional, acompañaron la propuesta del oficialismo el ex ministro de Salud de la Provincia, Julián Dindart. El radical sumó su apoyo, junto con su correligionaria Estela Regidor. La legisladora fue titular de Anses Corrientes y del IPS.
También oriunda del mundo previsional, votó a favor de la modificación de la Ley de Movilidad de los haberes jubilatorios, la ex titular de la Udai Goya de Anses y dirigente del PRO en esa localidad, Sofía Brambilla.
En el oficialismo la votación fue homogénea por lo que siguieron el mandato de la Presidencia de la Nación. El PJ también votó en bloque.

Ya en el Senado de la Nación, el ex candidato a Gobernador de Corrientes y ex intendente de Capital, Carlos Mauricio “Camau” Espínola no acompañó la iniciativa, como así la justicialista Ana Almirón. Estos siguieron el mandato del Consejo Provincial del PJ que estableció no apoyar la reforma previsional.
Ayer votaron en contra los diputados peronistas José Ruiz “Pitin” Aragón, Jorge Romero, Araceli Ferreyra y Oscar Macías. Sobre este último sopesó la polémica debido a que dio quórum a la sesión.
Para algunos peronistas, como el concejal de Capital, Omar Molina, el goyano incurrió en una desobediencia partidaria, por lo que pedirán algún tipo de sanción puertas adentro del PJ.

“No cambiaba nada que me siente o no”, dijo Macías, quien fue el número 130. El quórum se logra con 129 en la Cámara de Diputados. “La idea de nuestro bloque es debatir los temas en el recinto”, expresó ayer a radio Sudamericana. El goyano pertenece al bloque Justicialista, liderado por Diego Bossio, mientras que los otros tres justicialistas, integran el Frente para la Victoria.
Explicó que votó en contra porque se trata de una ley “confiscatoria, pone en riesgo a los jubilados, por lo cual entendíamos que el ajuste se tenía que hacer por otro lado. Es cierto que el sistema jubilatorio está explotado, pero se puede gravar al juego, la renta financiera, a otra cosa, no a los jubilados, beneficiarios de la Asignación Universal o ex combatientes”, indicó.

Bono
En tanto, anoche se debatía  otra parte fundamental del Pacto Fiscal que firmaron 23 gobernadores, entre ellos, el ex mandatario Ricardo Colombi, con el Presidente de la Nación. Se trata de la reforma tributaria. La reforma previsional también integra el paquete.
Macri, no obstante, firmó anoche el decreto que establece el bono para jubilados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo. Tendría un carácter compensatorio para algunos de los trabajadores pasivos.
El subsidio extraordinario, es decir que será por única vez, será de 750 pesos y estará dirigido a los jubilados y pensionados que hicieron aportes durante 30 años, o más y registren en marzo de 2018 un tope de haber mensual inferior a 10 mil pesos.
A su vez, el texto contempla un bono de 375 pesos para quienes hayan ingresado al régimen a través de diversas moratorias y planes especiales y que perciban en marzo de 2018 menos de 10 mil pesos. A su vez, se otorgará 400 pesos a los perceptores de la Asignación Universal.

A %d blogueros les gusta esto: