El patrimonio de Caputo creció más de un 50% durante su tiempo en la función pública

Así se desprende de la contrastación de sus declaraciones juradas de 2015 y 2017. Sin embargo, en ellas no está vislumbrado el fabuloso negocio que hizo al desarmar sus posiciones en Lebac para pasarse al dólar antes de la devaluación.

En poco más de dos años y medio, Luis Caputo ocupó tres cargos clave en el gobierno de Mauricio Macri. Primero como secretario de Finanzas del ministerio de Economía encabezado por Alfonso Prat Gay, luego como ministro de Finanzas y finalmente como titular del Banco Central de la República Argentina (BCRA), hasta su abrupta renuncia este martes.

«Es de las 10 o 15 personas más talentosas en las finanzas en todo el mundo. Jugaba la Champions League, no jugaba en la B, eh. Y dejó todo para venir a jugársela por su país». Así había salido a defenderlo Marcos Peña cuando estalló el escándalo de los Paradise Papers que dejaron en evidencia que Caputo tenía una sociedad offshore que no había blanqueado en sus declaraciones juradas.

Sin embargo, su fugaz paso por la función pública no parece haberle significado el supuesto sacrificio que pretendió explicar Peña. De hecho, según se desprende de sus declaraciones juradas, desde diciembre de 2015 a diciembre de 2017 Caputo vio crecer su patrimonio en un 50,37%.

A fines de 2015, Caputo declaró bienes, depósitos y dinero por más de 84 millones de pesos y deudas por casi 25 mil pesos. Dos años más tarde, y a contramano del palpable empobrecimiento registrado en la Argentina merced de la caída del salario real, la desbandada de la inflación y el aumento del desempleo, Caputo no sólo logró reducir sus deudas a la irrisoria suma de 13 pesos, sino que aumentó sus bienes, depósitos y dinero a casi 127 millones de pesos.

Sin embargo, este dato quedó desactualizado ya que dejó afuera el fabuloso negocio que hizo a comienzos de este año cuando desarmó sus posiciones en Lebac y se cubrió en dólares.