El Gobierno nacional estudia cómo seguirá la cuarentena

El Ministerio de Salud confirmó este lunes un pico de 75 nuevas muertes por coronavirus en la Argentina. La cifra, que estuvo a punto de triplicar el número de víctimas fatales contabilizadas el domingo, se registró a casi una semana del comienzo de la cuarentena estricta en el AMBA. En ese contexto, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero afirmó que es necesario evaluar el «día a día» de la región con miras al 17 de julio, fecha en la que finalizará la nueva fase. «Hoy es muy apresurado tomar una decisión», aseguró.

En las últimas 24 horas, en el país se diagnosticaron 2632 casos de COVID-19, por lo que el total de infectados desde el inicio de la pandemia ascendió a 80.447. En tanto, los muertos suman 1528.

Si bien el AMBA concentra la mayor parte de los contagios, también se vio un incremento de este indicador en distintos puntos del territorio. Por ese motivo, en los últimos tres días hubo trece distritos que acentuaron los controles sanitarios o endurecieron las medidas de restricción en localidades en proceso de desconfinamiento.

Se trata de las provincias de Catamarca, Salta, Entre Ríos, Santa Fe, La Pampa, San Luis, Santa Cruz, Río Negro, Chubut, Neuquén, Santiago del Estero y Buenos Aires, donde en algunos casos se limitó la circulación interprovincial y en otros se retrocedió en el estatus epidemiológico que habían alcanzado.

En tanto, 69 municipios del interior bonaerense están en la fase 5 del aislamiento, con la mayoría de sus actividades habilitadas, mientras que los 35 distritos que integran el AMBA continúan en la cuarentena estricta, de acuerdo con el protocolo de prevención de la pandemia de coronavirus que el Gobierno provincial elabora en forma semanal.

Por su parte, a una semana de que comenzaran las restricciones de circulación para ingresar a la Ciudad de Buenos Aires, el Gobierno porteño informó este lunes un descenso del 9% en la cantidad de vehículos que transitan por las autopistas, mientras que el movimiento por las principales avenidas bajó 4%.

Sobre el impacto de dicha disminución en la situación local, el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, informó que la curva de contagios «se está estabilizando». Ante este escenario, no descartó tomar medidas diferentes a las de la provincia de Buenos Aires en un período posterior al 17 de julio.

Este jueves, Santiago Cafiero se negó a hacer pronósticos apresurados con respecto al futuro de la cuarentena y, en relación a los dichos de Quirós, consideró importante que la Ciudad, la provincia y el Gobierno continúen trabajando en conjunto.

En Telenoche, expresó: «Son momentos de mucho análisis. Tenemos que ir avanzando y evaluando día a día la cantidad de casos y la ocupación de camas, sobre todo en la zona del AMBA. El 17 de julio vamos a tener que tomar una decisión. Es decir, ver si tenemos posibilidad de ir a una reapertura programada o hay que continuar con la restricción».

«Hoy es muy apresurado tomar una decisión, porque todavía falta mucho tiempo. Esta semana va a ser clave, porque es donde nosotros deberíamos ver una sensible baja en la cantidad de casos», continuó Cafiero, en diálogo con María Laura Santillán y Diego Leuco. Además, se refirió a la posibilidad de que la Ciudad y la provincia de Buenos Aires tomen rumbos distintos con miras a la próxima fase del aislamiento.

«Hasta acá es muy valorado por toda la sociedad lo que se ha hecho entre el Gobierno Nacional, el provincial y el de la Ciudad. Sería muy nocivo que se rompa. Debemos continuar con la coordinación en el AMBA. Es el deseo de todo nuestro equipo de trabajo», aseguró.

En ese sentido, afirmó que en países donde hubo una «grieta» entre los gobiernos nacionales y los distritales se registró un mayor número de contagios y de muertes. Por eso, concluyó: «Hasta acá, coordinamos las medidas y políticas con todos los gobernadores. Hoy, en el AMBA, donde tenemos el 90% de los casos de la Argentina, tenemos que seguir coordinándolo con mucha fortaleza. Vamos a buscar tomar las medidas en conjunto».

TN.com.ar