El Gobierno convenció a la Coalición Cívica y avanzará sin cambios con la reforma previsional

Fue tras una reunión en la Rosada. Buscará aprobarlo en Diputados tal como fue girado por el Senado. Polémica por la nueva movilidad.

«Convencimos a la Coalición Cívica, vamos a avanzar sin cambios». La voz, de un importante funcionario, desbordaba confianza al cabo de una reunión en Casa Rosada. Es que esta mañana, en medio de cuestionamientos de distintos sectores, el Gobierno cerró filas puertas adentro y decidió avanzar en la Cámara de Diputados con la reforma previsional sin introducirle modificaciones, tal como fue aprobada en el Senado.
En un encuentro que encabezó el jefe de Gabinete Marcos Peñay se prolongó por casi dos horas, la Casa Rosada despejó dudas de algunos legisladores, especialmente los que responden a Elisa Carrió; y decidió avanzar esta semana con el debate en comisión.

«Puede ser mañana mismo o a más tardar el miércoles», dijo una espada parlamentaria al salir del encuentro del que, por el Ejecutivo, participaron los ministros Rogelio Frigerio (Interior) y Nicolás Dujovne (Hacienda), el titular de la ANSeS Emilio Basavilbaso y Fernando Sánchez, flamante incorporación de la Jefatura de Gabinete.
Dujovne, precisamente, fue quien terminó de convencer a los diputados: les aseguró, tal como publicó Clarín ayer, que según sus cálculos las jubilaciones aumentarán en 2018 alrededor de un 5 por ciento por encima de la inflación.

Sin embargo, el Gobierno admitió que con la fórmula nueva la suba de marzo será menos: cerca de 6%, contra más de 14% que daría con la fórmula aún vigente. Y abrió una polémica: según el oficialismo, esa diferencia se compensa luego. Según los especialistas no.
Con esta definición de Dujovne, los lilitos Paula Olivetto y Fernando Iglesias manifestaron su conformidad, según confirmaron al menos tres protagonistas de la reunión. «Los vi a todos convencidos», dijo un funcionario. «Ellos están, pero con Carrió nunca se sabe…», pidió cautela un legislador.

La cautela se sustenta, entre otras cosas, en que los números de Dujovne son cuestionados por economistas de distintos sectores -incluso los más alineados con el Gobierno- que advierten que si no se retrasan los cambios, habrá pérdida de poder adquisitivo.
No obstante, Carrió ya había dado cierta tranquilidad el sábado, cuando al cerrar un encuentro de militantes juveniles defendió la iniciativa y sostuvo que «Incluye la mejor fórmula que pueda existir para que las jubilaciones no pierdan contra la inflación». Fue luego de advertir que se debían «estudiar cuestiones relativas al momento en que comenzará a regir la nueva fórmula de cálculo», lo generó un cimbronazo dentro de Cambiemos: es que, de hacerle cualquier modificación, el texto debe volver en revisión a la Cámara Alta, lo que choca con la pretensión del jefe del Bloque Justicialista Miguel Pichetto, que jugó a fondo para convencer a su tropa.

Hoy la única voz oficial en referirse públicamente al tema luego de la reunión fue la del diputado macrista Daniel Lipovetzky, uno de los que defenderá el proyecto en el recinto. «Creemos que el proyecto como ha venido del Senado es correcto: garantiza que los jubilados van a tener una mejora por encima de la inflación y además que se le quita estar atado a una actualización según la recaudación impositiva que es muy variable e hizo que en 2014 y 2016 hayan perdido», dijo, al retirarse de Balcarce 50 junto a su compañera de bloque Silvia Lospennato. El diputado se mostró convencido de que habrá una posición uniforme en el interbloque de Cambiemos.
Al cabo, hoy la tropa de legisladores fue bien nutrida y diversa: además de Lipovetzky y los diputados lilitos, estuvieron el jefe del bloque PRO Nicolás Massot y sus colegas Luciano Laspina, Silvia Lospennato, Carmen Polledo, Eduardo Amadeo y Alejandro García. Mientras que desde el radicalismo participaron su jefe, Mario Negri, Miguel Bazze y Facundo Suárez Lastra.

Que te pareció?
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
+1
0
A %d blogueros les gusta esto: