El Congreso se iluminó por primera vez con los colores de la diversidad

Al cumplirse 10 años de la sanción de la ley de matrimonio igualitario en el país, el Congreso nacional iluminó su cúpula y fachada con los colores de la diversidad. También, se hará lo mismo en distintos monumentos porteños.

Al cumplirse 10 años de la sanción de la ley de matrimonio igualitario en el país, el Parlamento nacional iluminó su cúpula y fachada con los colores de la diversidad, rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo y púrpura, en conmemoración a la sanción de la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario, hito histórico nacional e internacional.

Desde este martes a las 23.59hs, el Congreso de la Nación lucirá su esplendor con los colores que representan la Diversidad. Así también, se coloreará simbólicamente con los mismos tonos las sendas peatonales sobre av. Entre Ríos, en las esquinas con Rivadavia e Yrigoyen.

Al aprobarse el matrimonio civil entre personas del mismo sexo el 15 de julio de 2010, Argentina se posicionó como el primer país de América Latina en reconocer este derecho.

A la medianoche, el presidente Alberto Fernández tuiteó: «Hoy se cumplen 10 años de la sanción y promulgación de la Ley de Matrimonio Igualitario. Ese día en la Argentina ampliamos derechos y fuimos una mejor sociedad».

La iluminación de los monumentos porteños comenzaba a las 23:59 del martes, hasta el amanecer del miércoles, mientras que luego, volverán a iluminarse con la puesta de sol de ese mismo día, hasta las 23:59.

La bandera completa LGBTIQ+ se lucirá en la Usina del Arte, Palacio Lezama, Planetario, y Torre Monumental.

Por su parte, en la Plaza Congreso, Monumento a los Españoles, Floralis Genérica, y Puente de la Mujer se irán alternando los colores.

Cabe recordar, que el artículo 2 de la Ley establece que «el matrimonio tendrá los mismos requisitos y efectos, con independencia de que los contrayentes sean del mismo o de diferente sexo».

Como antecedente a esta normativa, que fue la base fundamental para el reconocimiento legal y social de la diversidad, el 12 de diciembre de 2002 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se aprobó el proyecto de Ley de Unión Civil presentado por la Comunidad Homosexual Argentina (CHA).

De esta manera, Buenos Aires, se convirtió en la primera jurisdicción de América Latina en legalizar la unión civil entre personas del mismo sexo.