Detenidos por torturar y robar a dos hermanos ancianos en Mocoretá

Dos hermanos ancianos fueron torturados por malvivientes que ingresaron a una vivienda creyendo que había una fuerte suma de dinero. Tras varios allanamientos efectivos de la Dirección de Investigación Criminal detuvieron a dos sujetos. Además recuperaron gran parte del botín.

El asal­to con­tra Olga María Beber de 76 años y su hermano, Orlando Francisco Beber, de 74, se pro­du­jo du­ran­te el lu­nes a la ma­ña­na, en un pa­ra­je co­no­ci­do co­mo La Ven­ta. An­te ello, ayer se lle­vó ade­lan­te un ope­ra­ti­vo re­a­li­za­do los po­li­cí­as de la co­mi­sa­ría y el PRIAR de Mo­co­re­tá, agen­tes de in­ves­ti­ga­ción de Mon­te Ca­se­ros, y efec­ti­vos de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (DIC) de Co­rrien­tes.

La ban­da de mal­he­cho­res en­ca­pu­cha­dos en­tró a la pro­pie­dad de los sep­tua­ge­na­rios, ubi­ca­da a unos 8 ki­ló­me­tros del cas­co ur­ba­no, y es­pe­ró a que los her­ma­nos sa­lie­ran de la ca­sa pa­ra sor­pren­der­los.

Por­tan­do ar­mas de fue­go y un cu­chi­llo, pri­me­ro re­du­je­ron a la mu­jer cuan­do ella em­pe­za­ba a dar­les de co­mer a las ga­lli­nas. La con­du­je­ron ha­cia el lu­gar en el que es­ta­ba su her­ma­no. Es­to su­ce­dió al­re­de­dor de las 7:30.

Pa­ra que di­je­ran don­de es­ta­ba “la pla­ta”, al hom­bre de 74 años le que­ma­ron la ca­ra con una plan­cha. Ade­más de que ma­nia­ta­ron a los dam­ni­fi­ca­dos.

Tam­bién, por va­rios mi­nu­tos las víc­ti­mas so­por­ta­ron ame­na­zas de muer­te y gol­pes.

A uno de los an­cia­nos ro­ba­ron al­re­de­dor de cin­co mil pe­sos y a su fa­mi­liar apro­xi­ma­da­men­te cua­tro mil. No te­ní­an otro mon­to co­mo pre­su­mí­an los asal­tan­tes, qui­zá ba­sa­dos en un da­to erró­ne­o.

Allanamientos

Ayer, una comisión policial de la Dirección de Investigacion Criminal (D.I.C), a cargo del 2do Jefe, comisario mayor Marcos Navarro, por expresa directivas del Jefe de Policía, comisario general Ricardo Félix Barboza y del Ministro de Seguridad, Dr. Juan José López Desimoni, se constituyó a la localidad correntina de Mocoretá, a los efectos de realizar tareas investigativa tras el violento asalto a los hermanos Beber, ambos mayores de edad.

Tras diligenciar varios allanamientos, los policías pudieron detener a dos de los tres malvivientes. Además secuestraron gran parte del botín como ser: joyas, armas de fuego, dinero en efectivo, entre otras cosas.