Corrientes busca expandir su “burbuja turística” hacia provincias de zonas blancas

Desde el Gobierno nacional proyectan que las jurisdicciones que cuentan con turismo interno puedan tener un flujo de viajeros entre sí para este verano. De igual manera, a nivel local insisten en que es un desafío y que dependerá del contexto. 

Desde el Gobierno nacional destacaron ayer que se está trabajando con las provincias para poder activar una temporada de verano en el país, con protocolos de bioseguridad para todos los sectores involucrados. Teniendo en cuenta que hay jurisdicciones como Corrientes en las que el turismo interno ya está habilitado, también se buscará que pueda darse un flujo de viajeros entre las mismas, de manera de expandir la oferta.

La secretaria de Promoción Turística de la Nación, Yanina Martínez, informó sobre la creación de nueve protocolos que se pusieron en marcha, consensuados con el sector privado, para ser aplicados en todo el territorio nacional y que abarcan a la gastronomía, hotelería, agencias de viajes, enoturismo, turismo rural, de reuniones, entre otras. “Tenemos que brindarle seguridad y confianza al potencial turista en las distintas aperturas que se van haciendo graduales en cada provincia”, sostuvo.

En este sentido, el ministro de Turismo de Corrientes, Sebastián Slobayen, comentó a El Litoral que la provincia forma parte de este trabajo junto con el Gobierno nacional, dentro del Consejo Federal de Turismo, y que “estamos en una instancia avanzada al respecto”. Adelantó que “el próximo desafío es coordinar con otras provincias en situaciones epidemiológicas similares, para seguir expandiendo nuestra burbuja turística”.

De esa forma se trabaja para llegar al verano, o antes, con la posibilidad de que los correntinos y correntinas puedan viajar a otras provincias de zonas blancas, y viceversa. “Habrá que ver con qué nivel de apertura llegamos, sin poner en riesgo la salud de la gente”, aclaró Slobayen, remarcando que todo dependerá de cómo siga la situación pandémica.

Permisos

El gobernador Gustavo Valdés dijo el lunes, en conferencia de prensa, que hubo “una merma” respecto a la solicitud de permisos para realizar turismo interno en la provincia. Según Slobayen, el fin de semana pasado “hubo una caída” en la cantidad de habilitaciones, porque “la población estuvo con más prudencia por los brotes” de covid-19.

De igual manera, el ministro aseguró que, en líneas generales, vienen teniendo “números alentadores” y que “esta semana probablemente se intensificará la cantidad de solicitudes”. “El nivel de reservas en los hoteles es interesante y las experiencias de trabajo con los protocolos de bioseguridad hasta ahora son positivas”, concluyó Slobayen.

(GMC)