Cemborain: «Fabián Ríos debe dar un paso al costado»

Confirmado para el 27, pero sin que quede en claro dónde se hará el Congreso del justicialismo, anticipa una entusiasta presencia de dirigentes y militantes de toda la provincia que quieren saber de qué se trata. No ven con agrado lo que se hizo el Día de la Lealtad y lo que pensó hacerse para el Congreso.

Más allá del temario, en el debate estarán los cuestionamientos a la conducción. Señaló que si el peronismo busca el poder debe haber cambio de actitudes. «Ya no se puede tapar el cielo con las manos», expresó Cemborain, quien responsabilizó al ex mandatario de la Capital por la derrota electoral. «A partir de entonces desapareció. No ayudó en la campaña provincial y luego se llamó a silencio por más de un año hasta ahora que vuelve. Lo hubiéramos querido en la primera línea de pelea», remarcó el mercedeño. «Los que pretendan conducir no pueden deprimirse», apuntó. «Al minuto siguiente de la derrota deben estar al frente de la tropa», dijo el ex Jefe comunal, quien marcará presencia en el Congreso del justicialismo.

Víctor Cemborain no es de andar con rodeos. Dijo a El Libertador que estas expresiones pensaba decirlas el día del acto del 17, pero pensó que entonces se habían superado diferencias y que a partir de allí era posible pensar en un partido de puertas abiertas, con una conducción a la altura de las circunstancias.

«Lamentablemente me equivoqué, como otros que también abrigaron la esperanza de que un nuevo tiempo pudiera comenzar a transitarse. La demora en dar a conocer el cronograma electoral, y la definición de un temario para el Congreso sin el mínimo consenso es algo más que un llamado de atención», puntualizó el ex Intendente de Mercedes. «Para colmo, vemos que se intentó restringir la participación militante al elegir como lugar una sede que, como la del partido, no permite que estén todos los que quieren estar y menos asegurar un debate amplio y la posibilidad de un desarrollo ordenado», advirtió.

«Estas circunstancias son las que determinan la necesidad de poner las cosas en claro. Ya no podemos seguir callándonos. Los responsables de la derrota deben asumirla y deben estar dispuestos a dar un paso al costado», remarcó en clara alusión al Presidente del Congreso provincial partidario.

«No acepto que contra todas las opiniones se haya adelantado la elección de Capital. No acepto que decisiones de esta naturaleza, que comprometen al conjunto del partido, sean tomadas por quien era Intendente, siendo que Capital representa más del tercio del electorado provincial. Y menos acepto que después de la derrota Ríos se haya borrado por más de un año, volviendo a aparecer más de un año después el 17, como si nada hubiera pasado, y sin la más mínima autocrítica», cuestionó Cemborain.

«No se ven propósitos de encausar la vida partidaria. El llamado al Congreso, en la definición de su temario y en el lugar elegido para su realización muestra que sólo la reacción del resto de la dirigencia y la militancia puede poner las cosas en su lugar», aseguró el mercedeño.

«Estamos dispuestos a dar la pelea dentro del justicialismo», destacó, pero para ello «se necesita que no haya trampas, que no haya intentos de fraude, que no haya manipulación de las fechas electorales», puntualizó.

«Estuve en Saladas hace casi dos meses y se tomó una decisión: llamar a internas para el 31 de marzo. Hasta ahora se siguen poniendo palos en la rueda al proceso electoral. Estas son las cosas de las que hay que hablar en el Congreso», aseveró.

«No entiendo eso de que se quiera fijar una política de alianzas a varios meses de la elección provincial y nacional. No es serio ni tiene sentido», dijo Cemborain. «El justicialismo, antes de pensar en alianzas debe definir quiénes lo conducirán y esperar estar más cerca de las elecciones para resolver con criterio lógico y sentido de oportunidad», concluyó.