Camau: «Me opondré con todas mis energías a la ley que deja sin financiamiento al ENARD»

El senador nacional Camau Espínola advirtió que la decisión de “quitarle el financiamiento al ENARD mediante la eliminación del impuesto del 1 por ciento a la telefonía celular significará un retroceso traumático para el deporte argentino”, el cual “vivió el más exitoso ciclo de su historia desde que se creó el Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo”.

El legislador, ganador de cuatro medallas olímpicas y uno de los impulsores del ENARD, remarcó que “la reforma tributaria que impulsa el Gobierno Nacional incluye la eliminación de un impuesto muy pequeño con el que se han logrado grandes cosas”.

“Estamos hablando de un aporte de 6 o 7 pesos por cada línea de celular que sirven para financiar a una institución que funciona como organismo autárquico, es decir que cuenta con autonomía para respaldar a los deportistas que demuestran potencialidad para llegar a los certámenes más importantes del mundo”, subrayó.

El senador Espínola adelantó que “me opondré con todas mis energías a esta posibilidad porque no se entiende la decisión. El 1 por ciento sobre la telefonía celular que dispone la ley del ENARD sirvió para que cientos de deportistas pudieran recibir entrenamiento en condiciones apropiadas para alcanzar niveles de alta competencia”.

“Antes de eso el destino de grandes talentos que hubo en nuestro país dependía prácticamente de alguna promoción particular o del esfuerzo de su familia, y eso limitaba a muchos jóvenes que tenían condiciones pero no podían sostener el costo económico de una preparación de alto rendimiento”, remarcó.

Camau recordó que “con el apoyo del ENARD se lograron las medallas de oro de Sebastián Crismanich en Londres 2012 y de Paula Pareto en Río de Janeiro 2016, en disciplinas que jamás hasta entonces habían alcanzado esos logros”.

“Pero el éxito del programa de apoyo a los deportistas amateurs aplicado por el ENARD no se termina en Crismanich o Pareto. Ello son dos ejemplos notorios, pero hay centenares de jóvenes deportistas que hoy están compitiendo en distintos escenarios del mundo y son verdaderas promesas para el futuro”, puntualizó.

Para Camau “no tiene sentido quitarle al ENARD una fuente de financiamiento privado para dejarlo nuevamente bajo la responsabilidad del aporte estatal, porque eso implica que las decisiones ya no las tomarán los que más saben sino funcionarios políticos dependientes de un gobierno”.

“Es muy distinto que el destino de los fondos para promover el deporte de alto rendimiento sea definido con la participación de los propios atletas, en un esquema participativo y autárquico, a que todo se resuelva en una oficina pública. Es un retroceso”, insistió el legislador y ex medallista.

Camau Espínola respaldó además “el reclamo expresado recientemente por una declaración pública de los principales deportistas argentinos que resaltan el proceso transformador que representó el Ente de Alto Rendimiento. Todos ellos aseguran que el ENARD es lo mejor que les pasó en la vida y por eso digo: bancamos al ENARD”.

A %d blogueros les gusta esto: