Barbijo Rojo, la palabra clave para alertar la violencia de género durante la cuarentena

Las víctimas podrán pedir la asistencia de la línea 144 a través de la red de farmacias solicitando un «barbijo rojo», un pedido «codificado» que servirá para que el personal del lugar gestione la comunicación. Se trata de un sistema creado por el Ministerio de Mujeres, Género y Diversidad y la Confederación Farmacéutica Argentina.

El sistema implementado por el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad y la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) comenzará a funcionar desde el 1 de abril, tanto de manera presencial cómo telefónicamente, informó el organismo nacional.

indefinido

Al solicitar un barbijo rojo el personal de la farmacia comprenderá que se trata de una situación de violencia por motivos de género y gestionará una comunicación con la Línea 144, único dispositivo federal de asesoramiento y asistencia integral ante estas situaciones en todo el país, que atiende las 24 horas.

El personal farmacéutico responderá que aún no tiene el producto y solicitará algunos datos como nombre, apellido, teléfono, dirección, fecha y tipo de pedido -si es personal o para otra persona- bajo pretexto de acercarlo en cuanto se encuentre disponible.

En el caso que el pedido sea personal, también se podrá tomar nota de los datos de contacto de una persona de su círculo de confianza.

Una vez registrados los datos, desde la farmacia se comunicarán con la Línea 144 a fin de dar a conocer la información de la persona en situación de violencia y se le brindará asesoramiento en caso de que se vuelva a presentar en la farmacia.

Si la persona llega a una farmacia con signos físicos o psicológicos visibles, el personal se comunicará con la Línea 144 para asesorarse, mencionando que se trata de una solicitud de “barbijo rojo”, para que las operadoras puedan identificar rápidamente cuál es la situación a abordar y luego contactarse la quien está en situación de violencia.