Alberto Fernández: “Me parece un acto demagógico el reclamo de donación de sueldos”

El Presidente se expresó el sábado sobre las manifestaciones que se viralizaron en queja de que los políticos se bajen los salarios en “solidaridad” ante la emergencia sanitaria por el coronavirus. En ese marco, el mandatario sostuvo que “cada uno tiene derecho a donar su sueldo”, pero aclaró que tiene “un gobierno de ministros y funcionarios que no tienen fortunas, cuentas en el exterior, no tienen bienes ni empresas y realmente viven de su sueldo”.

El presidente Alberto Fernández afirmó ayer que le parece “un acto demagógico” el reclamo de donación de sueldos de funcionarios públicos, en el marco de la pandemia del coronavirus, y destacó que en su Gobierno no tiene “a nadie robando plata, ñoqui o recibiendo sobres por izquierda”.

“No me vengan con esas cosas, después nos llaman populistas a nosotros”, dijo Fernández ayer en declaraciones a Radio Mitre, en las que fue consultado sobre el reclamo de un sector de la población para que los dirigentes políticos se bajen los sueldos y los donen a las iniciativas para combatir la pandemia.

En ese marco, el mandatario sostuvo que “cada uno tiene derecho a donar su sueldo”, pero aclaró que tiene “un gobierno de ministros y funcionarios que no tienen fortunas, cuentas en el exterior, no tienen bienes ni empresas y realmente viven de su sueldo”.

En el mismo sentido, Fernández remarcó: “No tengo nadie que está robando plata, es ñoqui o que recibe sobres por izquierda”.

“Son funcionarios que los llamo a las 7 de la mañana y a las 12 de la noche y siguen atendiendo. Que un día como hoy los cito en Olivos y vienen. La verdad es que esos funcionarios no están robando la plata”, destacó el Presidente.

Remarcó además: “Hay un Presidente que está desde las 7 hasta las 2, 3 de la mañana atendiendo lo que pasa en cada lugar de país, incluso con cuestiones personales de gente que me escribe sus necesidades”.

“Me parece un acto muy demagógico. No tienen un Presidente que trabaja una semana y se toma dos de vacaciones. Además, los sueldos del Estado no son importantes hoy. No quiero enredarme en esa discusión”, sostuvo el mandatario.

Finalmente, dijo que su gobierno ha “terminado con los fondos secretos. La Agencia Federal de Investigaciones (AFI) tiene destinados hoy sus fondos al coronavirus, y no a enriquecer a un funcionario”.

Sin embargo, pese a la postura del Presidente, los primeros gobernadores que avanzaron en los recortes de sus salarios fueron los de Jujuy, Gerardo Morales; de La Rioja, Ricardo Quintela, y de Salta, Gustavo Sáenz, quienes propusieron donar la totalidad o parte de sus sueldos y de los de sus ministros. Poco después, se sumaron con medidas semejantes las gobernaciones de Mendoza, Entre Ríos, San Juan, Corrientes, Misiones, Tucumán y La Pampa.

El impacto derivado de la presión que parte de la ciudadanía comenzó a hacerse sentir desde las redes sociales, incluidos cacerolazos que en las últimas noches se hicieron oír en la Capital Federal y otros lugares del país, llegó también al Congreso de la Nación, que ya materializó el reclamo.

Lo propio hicieron el viernes los ministros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación que se recortaron sus salarios un 25 por ciento.