Alberto Fernández llamó a la unidad del Mercosur para superar la pandemia y las desigualdades en la región

El mandatario argentino habló en la cumbre de presidentes del bloque regional y pidió superar las desigualdades que hay en América latina. En este sentido, el presidente argentino recaló que América latina “es el continente más desigual en términos de ingresos y por ello está llamado ser una región única”.

El presidente Alberto Fernández expresó este jueves en la cumbre de jefes de Estado del Mercosur que “las diferencias que puedan surgir ideológicas o conceptuales pasan a un segundo plano a la hora de entender que son los pueblos que se vinculan más allá de los gobiernos”, y pidió establecer la unidad en América latina para enfrentar los desafíos que se vendrán en la post pandemia del COVID-19.

Sin hacer mención directa al tenso vínculo que mantiene con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que estaba presente en la videoconferencia que dio lugar a la cumbre de presidentes del Mercosur, Alberto Fernández destacó: “El mundo se dio vuelta con esta pandemia y estoy más convencido que nunca que debemos integrar una región única para enfrentar el desafío que se viene”.

En este sentido, el presidente argentino recaló que América latina “es el continente más desigual en términos de ingresos y por ello está llamado ser una región única”.

Al reclamar esta unidad latinoamericana, Alberto Fernández pidió que “las diferencias ideológicas o políticas pasan a un segundo plano”, algo que pareció estar dirigido a Bolsonaro.

“Guardo por todos los líderes el respeto que se merecen aunque no pienso igual a muchos. Sé que mi paso por la historia argentina es un paso y no tengo derecho a frustrar la aspiración continental que tenemos de unirnos y crecer juntos simplemente porque no pienso igual. Estoy aquí para que nos unamos. La historia nos ha dado al oportunidad de revisar lo que se ha hecho y hacerlo de otro modo”, dijo el mandatario en un discurso en clara alusión a las visiones divergentes que tiene la Argentina con el Brasil de Bolsonaro.

Estas diferencias ideológicas se profundizaron recientemente en términos de estrategias para encarar la pandemia del COVID-19. Mientras que la Argentina optó por una cuarentena estricta desde el 19 de marzo para “preservar la vida” y hoy cuenta con 1.300 fallecidos por coronavirus, Brasil minimizó la pandemia, sólo determinó la cuarentena en algunos estados y hoy contabiliza más de 52.000 muertos.

En este sentido, Alberto Fernández dijo: “Hace meses que vemos la lista de nuestros muertos por la pandemia. El virus imperceptible pudo tirar todo abajo. Pero hay que ver como se construye el mundo que se viene y si no hacemos las cosas bien somos nosotros los culpables”, dijo.

Desde este llamado de unidad en el bloque del Mercosur y en América latina, el presidente argentino invocó las palabras del Papa Francisco quien sostuvo que “de esta pandemia no nos salvamos solos”.

Con vistas al período de la post pandemia la Argentina entiende que debe “construir un mundo más desarrollado e igual”. Así, instó al presidente de Uruguay, Luis Lacalle Pou, que a partir de hoy será presidente pro témpore del Mercosur, a que tenga presente todo lo que planteó ya que “no quiero que la historia pase por delante nuestro y no la cambiemos”, describió.

Por otra parte, el presidente Alberto Fernández alentó la idea de avanzar con el acuerdo de libre comercio Unión Europea-Mercosur y pidió al representante de la UE, Jospeh Borrel, que estaba presente en la cumbre virtual a que ayude a llevar adelante ese proyecto. “Estamos llamados a ser un gran país de América latina en un mundo distinto, un mundo globalizado. Renegar de ello es una zonzera”, finalizó.
Por su parte, el presidente Bolsonaro no hizo mención alguna a las palabras específicas de Alberto Fernández que le precedió en la videoconferencia. El jefe de Estado de Brasil destacó que durante la pandemia el Mercosur no dejó de funcionar y apeló a todos los presidentes a avanzar en negociaciones por acuerdos de libre comercio con diferentes países como Canadá, Líbano, Singapur y Corea del Sur. Las negociaciones avanzadas con estos dos últimos países son los que la Argentina había puesto reparos a la hora de negociar ante eventuales desigualdades en términos económicos y comerciales.

También Bolsonaro reclamó una “necesaria reestructuración interna” del Mercosur que alcance el régimen de las tarifas internas, el régimen automotriz y azucarero.

Al iniciar la sesión de la cumbre de presidente de Paraguay Abdo Benítez informó que el Mercosur está avanzando en negociaciones comerciales con Canadá, EFTA, Singapur y Corea del Sur. Y también hizo un repaso de todas las negociaciones y avances que hubo durante el tiempo en que Paraguay fue presidente pro témpore del bloque hasta hoy.